El ex presidente del Gobierno José María Aznar "en ningún momento quiso minusvalorar el riesgo de mezclar alcohol y conducción", según fuentes de su entorno, tras recibir un aluvión de críticas por las declaraciones hechas por el propio Aznar el jueves en Valladolid.

No quiso minusvalorar el riesgo de mezclar alcohol y conducción

Según las mismas fuentes, el actual presidente de la Fundación para el Análisis y Estudios Sociales (FAES) "es un firme convencido de la necesidad de ser muy riguroso con este asunto, como demostraron las medidas que adoptó durante su mandato en el Gobierno".


Tras recibir ayer en Valladolid la distinción de Bodeguero de Honor de la Academia del Vino de Castilla y León, Aznar se mostró a favor del consumo moderado de vino y de la defensa de "la libertad" individual .

Las palabras de Aznar

"No puede ir a más de tanta velocidad, no puede comer hamburguesas de tanto y además se le prohíbe beber vino; déjeme que decida por mí, en eso consiste la libertad", declaró el ex presidente del Ejecutivo.

"Es como esos letreros por las autopistas que dicen 'No podemos conducir por ti'; ¿y quién te ha dicho a ti que quiero que conduzcas por mí? Déjeme que beba tranquilo, mientras no ponga en riesgo a nadie ni haga daño a los demás", agregó.

Aluvión de críticas contra el ex presidente

Para la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien recordó su costumbre de no criticar las declaraciones de los antiguos jefes del Ejecutivo, estas palabras de José María Aznar "por su irresponsabilidad, se comentan por sí mismas".

Sus palabras se comentan por sí mismas

En esta misma línea se manifestó el secretario de Política Municipal del PSOE, Álvaro Cuesta, quien las calificó de "intolerables" e "impropias" de una persona que, como Aznar, ha estado al frente del Gobierno y las atribuyó a "cierto efecto previo euforizante", por encontrarse en un acto de homenaje al vino.

Por su parte, el subsecretario del Ministerio del Interior, Justo Tomás Zambrana, catalogó las palabras de Aznar como "una gracia" que "no es presentable" y recordó que el pasado año murieron más de 4.000 personas en accidentes de tráfico.

Asimismo, indicó que si Aznar realizara estas declaraciones "en una de las universidades americanas a las que concurre, no le volverían a pedir su presencia por no ser de recibo".

Zambrana realizó estas observaciones en la inauguración de la Jefatura Provincial de Tráfico de Badajoz, donde estuvo acompañado por el director general de Tráfico, Pere Navarro, quien no quiso pronunciarse sobre las palabras del ex presidente.

"Deriva personal" de Aznar

El secretario general del PSOE en Castilla y León, Ángel Villalba, opinó que "da la impresión de que Aznar está en una deriva personal preocupante y de poca consistencia, de poca altura intelectual".

Poca altura intelectual

A juicio del conseller de Interior de la Generalitat de Cataluña, Joan Saura, "con estas declaraciones, Aznar lo que está diciendo es que está en contra de las medidas que evitan muertes en accidentes de tráfico, con lo que parece que le importa poco que la gente muera en las carreteras".

Saura subrayó que, durante su trayectoria política, Aznar ha demostrado con sus declaraciones "que a menudo las vidas le han importado muy poco" y calificó estas últimas como una "terrible frivolidad" e "impropias" de un ex presidente del Gobierno.

Por otro lado, la asociación estatal para la Defensa e Integración de Accidentados (DIA) consideró "una irresponsabilidad" las opiniones de Aznar y anunció que le pedirá por escrito que "haga una rectificación pública".

Críticas desde el DIA

Su presidente, Francisco Canes, declaró que "parece mentira que una persona que ha sido presidente del Gobierno diga cosas como ésta", ya que "echa por tierra el trabajo de mucha gente" para reducir el número de muertos en las carreteras.

Echa por tierra el trabajo de mucha gente

Canes indicó que los comentarios de Aznar han "indignado a las víctimas de accidentes y a sus familias", por lo cual ve necesario que "dé una explicación y resarza a la gente que trabajan para disminuir las muertes".

Además, le recomendó que deje de "hacer gracias" ya que éstas pueden "ofender a quienes luchan para evitar que los jóvenes beban y conduzcan temerariamente".