La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la condena de un año y nueve meses para un jefe de maquinaria acusado por un accidente laboral ocurrido en Siero en 2009, con un trabajador herido. La vista oral se celebra este lunes, 24 de noviembre, en el Juzgado de lo Penal número dos de Oviedo, a las 09.30 horas.

El Ministerio Público sostiene que, sobre las 14.00 horas del 27 de febrero de 2009, J.A.C.C., de 59 años, almacenista, con antigüedad 97 meses, trabajador en el parque de maquinaria de El Cogollo (Siero), en una zona habilitada para el acopio de casetas prefabricadas de obra, procedía, junto con un compañero (que manejaba el camión pluma), a retirar la caseta marcada con el número 20, que estaba colocada encima de la número, para poder colocar una línea de vida a esta última y trasladarla posteriormente a una obra. Utilizaban un camión grúa y una eslinga de cadenas de cuatro ramales.

Según señala la Fiscalía, J.A.C.C. accedió al techo de una caseta mediante una escalera de mano simple, de unos 6 metros, y enganchó la eslinga a los cuatro puntos dispuestos en la caseta para ello. Una vez enganchada la caseta, se trasladó para situarla sobre otra caseta de ventas que se encontraba próxima. Se colocó encima, desplazada unos 50 metros hacia adentro. A continuación, se trasladó sobre el techo de las casetas acopiadas en las inmediaciones para llegar a la nueva ubicación de la caseta 20.

Una vez situado sobre el techo de la segunda caseta, procedió a desenganchar la caseta colocada sobre ésta, desde el techo de la caseta inferior. Cuando ya había soltado uno de los ganchos, al desplazarse a través del espacio que quedó entre la caseta superior e inferior (unos 50 centímetros), para soltar el segundo gancho, se precipitó al suelo desde una altura de unos 2,63 metros. Estuvo impedido para sus ocupaciones habituales 455 días, 21 de ellos hospitalizado. Le han quedado varias secuelas.

Fue atendido en el Hospital Valle del Nalón sin que conste el importe de los gastos asistenciales. El traslado en ambulancia ascendió a 280 euros.

Ni las casetas tenían cable fiador u otro punto de anclaje para arneses de seguridad u otro medio de protección colectiva adecuado al riesgo de caída a distinto nivel. Ninguna de las casetas llevaba ningún tope, o posibilidad de adaptarlo, en el momento de subir a su techo, en los bordes para sujeción de escaleras de mano en los puntos de apoyo superiores de las mismas y tampoco los llevaban las escaleras de mano de aluminio vistas.

El accidente tuvo lugar como consecuencia, por una parte, de la falta de ejecución segura del trabajo, ante la falta de medidas de protección colectiva adecuadas y previas al inicio de los trabajos de estrobo y desestrobo de la segunda caseta, medida que faltaba también en otras casetas del parque de maquinaria, entre ellas la primera, y que hubieran evitado el riesgo de caída a distinto nivel desde mas de dos metros de altura. Y por otra, por la no utilización del arnés de seguridad por el trabajador, ante la inexistencia de un punto de anclaje adecuado para amarrarse al mismo en el techo de la segunda caseta (96), al igual que ocurría en otras de las acopiadas en el parque, entre ellas la primera a la que subió (20). Con posterioridad al accidente se elaboró un procedimiento específico de trabajo.

El acusado era el jefe de maquinaria y era conocedor de que el trabajo se estaba elaborando sin medidas de protección individuales y colectivas y sin la existencia de un procedimiento específico de trabajo, situación en la que se encontraban también otros trabajadores de la empresa.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra los derechos de los trabajadores y solicita que se condene al acusado a 1 año y 9 meses de prisión, multa de 9 meses a razón de 24 euros día e inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión de jefe de maquinaria, además de las costas.

Además, se pide igualmente que indemnice al trabajador lesionado con 50.000 euros por las lesiones y las secuelas, al Hospital Valle del Nalón en el importe de los gastos asistenciales que acredite y a la empresa responsable del traslado en la ambulancia con 280 euros.

De estas cantidades responderá directamente la compañía aseguradora de la empresa para la que trabajaba el acusado y, de forma subsidiaria, la propia empresa.

Consulta aquí más noticias de Asturias.