PP-A pide al Parlamento que apoye "la voluntad de diálogo" del Gobierno para lograr "vías de encuentro" con Cataluña

El Partido Popular andaluz va a defender una proposición no de ley el próximo jueves en la que se pide al Parlamento que apoye "la voluntad de diálogo expresada por el Gobierno de España en el marco de la Constitución española y con absoluto respeto al ordenamiento jurídico para llegar a vías de encuentro entre todos, preservando la unidad de España como una nación de ciudadanos libres e iguales sometidos únicamente al imperio de la ley".

El Partido Popular andaluz va a defender una proposición no de ley el próximo jueves en la que se pide al Parlamento que apoye "la voluntad de diálogo expresada por el Gobierno de España en el marco de la Constitución española y con absoluto respeto al ordenamiento jurídico para llegar a vías de encuentro entre todos, preservando la unidad de España como una nación de ciudadanos libres e iguales sometidos únicamente al imperio de la ley".

Será durante el pleno de la Cámara autonómica, donde el PP-A también quiere que la institución manifieste "su compromiso más firme en la defensa de los artículos 1 y 2 de la Constitución española y el artículo 1 de nuestro Estatuto de Autonomía"; abogue por un proyecto político común para toda España desde la consideración de que la soberanía nacional reside en el pueblo español; reivindique también la vigencia de los principios de igualdad de derechos y obligaciones de la Carta Magna; rechace cualquier modelo de organización territorial que no sea el consagrado en la Constitución, y muestre su disconformidad con cualquier intento de menoscabar estos principios y el estatus jurisdiccional que todos los españoles nos hemos otorgado.

Junto a ello, y desde la convicción que la unidad de España y la solidaridad entre las nacionalidades y regiones son tres principios "insoslayables e imprescindibles para la convivencia democrática", el PP-A también intentará que el Parlamento rechace la convocatoria y/o la celebración de cualquier tipo de consulta que se plantee al margen de la Constitución española y de la ley.

Además, pedirá a la Junta de Andalucía que, en todos los foros institucionales y administrativos en los que participe, bilaterales y multilaterales, defienda los principios de unidad, soberanía nacional, igualdad de derechos y deberes, solidaridad de todos los españoles y vigencia del Estado autonómico, contemplados todos ellos en nuestra Constitución y en nuestro Estatuto de Autonomía.

No se puede conculcar la soberanía nacional

Todas estas reclamaciones responden, según explica el PP-A en su exposición de motivos, a la "escenificación" del "desafío del Gobierno de la Generalitat a la Constitución de todos los españoles" el pasado 9 de noviembre, cuando "se dio otra vuelta de tuerca más en esta espiral de sinrazón secesionista" liderada por el presidente, Artur Mas, con la celebración de un "simulacro electoral, de un acto ilegítimo de propaganda política, desobedeciendo las resoluciones del Tribunal Constitucional y utilizando en provecho propio las instituciones de Cataluña para desafiar la legalidad vigente".

Ante este "asunto de Estado", el PP-A cree necesaria "la defensa sin fisuras de nuestro Estado democrático y de derecho" porque, "al margen de los subterfugios semánticos o terminológicos y jurídicos que se utilizaron", el independentismo catalán se "aferró" a una ley de consultas catalana y a la firma del Decreto de convocatoria de la consulta popular no refrendaria sobre el futuro político de Cataluña "para convocar un referéndum de autodeterminación en toda regla que no tenía ni tiene cabida ni en la Constitución española ni en los tratados constitutivos de la Unión Europea ni en el ordenamiento jurídico internacional".

"Ningún parlamento autonómico tiene competencias para conculcar la soberanía nacional, que no es fraccionable y reside en todo el pueblo español. La soberanía española corresponde a todos los españoles y solo ellos, nosotros, tenemos el derecho a decidir sobre el futuro político y no una parte del mismo. Una parte no puede decidir sobre el todo", sentencian los 'populares', quienes aseguran que, tras "el grave ejercicio de deslealtad constitucional y de ruptura de los pactos de convivencia de 1978" que ha supuesto el 9N, "ningún gobierno puede situarse por encima de la ley ni transigir con que eso se haga".

Por ello, convencidos de que "no hay democracia sin ley", piden defender la Constitución como "garantía de la democracia en Cataluña y en el conjunto de España". Frente a ello, han criticado al Gobierno catalán por utilizar "la tensión política extrema como exhibición de fuerza" cuando, a juicio del PP-A, la Generalitat sólo "ha mostrado su debilidad" porque "dos de cada tres catalanes, incluidos menores y extranjeros, no han secundado el desafío independentista".

"No es democrático empujar a los catalanes a elegir entre ser españoles o no serlo, porque, sin la identidad española, se pierde la identidad catalana. Lo que se plantea unilateralmente desde el Gobierno catalán —dinamitar principios como el de la soberanía nacional, la integridad territorial de Estado y el principio de igualdad y solidaridad entre españoles— supone también un desafío inaceptable para Andalucía", agrega el PP-A, que cree que es "deber" del Parlamento autonómico "salir en defensa de los ciudadanos" dado que en el Estatuto de Autonomía "quedó de manifiesto nuestro reconocimiento y respeto a las singularidades y hechos diferenciales, pero siempre y cuando esto no suponga la existencia de privilegios y desigualdades incompatibles con lo establecido en nuestra Constitución".

Por todo ello, el PP-A solicita que Andalucía reitere "con una única voz su defensa a la Constitución española, a los valores constitucionales y al ordenamiento jurídico, al proyecto común del que formamos parte desde el convencimiento de que juntos ganamos todos y que es más lo que nos une que lo que nos separa".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento