El Consell valora la evolución de la "liquidación responsable" de RTVV para "cerrarla bien y empezar de cero"

Abrirá la nueva "lo antes posible" y cree que la Diputación "reúne las condiciones" para crear otra por superávit e incentivar promoción
Instalaciones de RTVV en Burjassot (Valencia).
Instalaciones de RTVV en Burjassot (Valencia).
EUROPA PRESS

La "liquidación ordenada y responsable" de Radio Televisión Valenciana (RTVV) "evoluciona de forma adecuada" y "haciendo lo que se tiene que hacer, cerrarla bien, asumir todos los compromisos y, a partir de ahí, empezar de cero", en palabras del conseller de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues.

En una entrevista concedida a Europa Press, ha recalcado que "se está cumpliendo la hoja de ruta" y que el cierre de RTVV, del que se cumplirá un año el próximo sábado, "ha sido de las más decisiones más duras, por no decir la más dura" pero "no quedó más remedio porque una televisión con unos presupuestos que en 2011 estaban alrededor de 180 millones y con cerca de 1.700 trabajadores era insostenible".

Moragues ha defendido que "la decisión de cerrar ha supuesto un ahorro", ya que la deuda generada en años anteriores "se tendría que haber pagado igual" y "una televisión que costaba 180 millones en 2011 en 2015 va a costar 30, que realmente son siete porque los otros 23 corresponden al Expediente de Regulación de Empleo (ERE)".

Las cuentas autonómicas recogen 90,5 millones para RTVV, 64 para RTVV S.A.U. y 26,47 para el ente RTVV. En concreto,

Rtvv sau tiene un presupuesto de 7,87 millones, la mayoría para funcionamiento y personal, y 56 millones en aportaciones de la Generalitat, 23 para la segunda parte del ERE y 33 para deuda comercial, mientras que el ente RTVV cuenta con un presupuesto de 16,47 millones, 15,9 de ellos amortizaciones, y diez millones de variación de fondo de maniobra.

En su primer año en negro, la Generalitat asegura haber gastado al menos 144,1 millones en RTVV, 86,1 millones en las indemnizaciones de 35 días por año con un tope de 30 meses acordadas para los cerca de 1.600 trabajadores, 56,4 millones en los salarios abonados hasta mayo de 2014, 674.000 euros en las empresas contratadas para definir un nuevo modelo y ejecutar el primer ERE y otros 871.000 euros en el asesoramiento para el segundo proceso de despido colectivo. No obstante, desde la oposición elevan el coste hasta unos 200 millones.

En cuanto a la posibilidad apuntada por el presidente Alberto Fabra de "hablar de una nueva RTVV", Moragues ha recalcado que "el Consell siempre ha querido tener una radiotelevisión pública" y que "siempre que no se pida más dinero a los contribuyentes, se garanticen los servicios básicos, se haya liquidado RTVV y se cumpla el déficit, se abrirá". "No se producirá en el corto plazo, no en 2015, pero queremos abrirla lo antes posible", ha aseverado.

Respecto a la televisión que impulsa la Diputación de Valencia, ha subrayado que "las tres diputaciones de la Comunitat tienen un superávit presupuestario por encima del 15 por ciento, producto de una buena gestión", y que sus funciones incluyen promocionar las señas de identidad valencianas. "Si a través de esta contratación se incentiva la promoción del valenciano, la cultura, costumbres y tradiciones de la provincia de Valencia, entendemos que reúne las condiciones para poder hacer esa contratación", ha sentenciado.

HASTA 713.264,75

Euros para el plan de recolocación

Desde el fin de las emisiones, RTVV ha licitado varios contratos, el de mayor importe el formalizado en mayo para la elaboración y ejecución del plan de recolocación de trabajadores, vigente hasta el 30 de junio de 2015 y con un "presupuesto máximo" de 713.264,75 euros, que variará en función de los empleados que se atiendan.

Fuentes de RTVV han indicado a Europa Press que la adjudicataria, Fundación Equipo Humano, factura trimestralmente los servicios prestados a los trabajadores que decidieron acogerse, hasta la fecha unos 700 de los cerca de 1.500 afectados susceptibles de hacerlo, excluidos prejubilados y los 83 que trabajan durante la liquidación.

De esos 83 empleados —puestos para los que se recibieron cerca de 600 solicitudes—, está previsto que "un grupo importante" salga de RTVV "a finales de año o principios de 2015", en concreto los encargados de llevar a cabo determinadas labores de liquidación que "están a punto de terminar", que se irán cuando acaben esas tareas.

Según las mismas fuentes, se producirá "una salida escalonada" a medida que se completen las distintas fases del proceso, con plazo hasta el 30 de junio de 2015. En esa fecha, se extinguirán las relaciones labores de todos los trabajadores y si quedan tareas de liquidación pendientes, "se tendrán que externalizar", recalcan.

El mantenimiento integral,

En fase de adjudicación

Del resto de contratos, destaca el del servicio de vigilancia de los locales de RTVV, licitado por 818.500 euros y declarado desierto, por lo que se prorrogó por un año el vigente, así como el de limpieza y jardinería, que salió a licitación por 240.000 euros y también quedó desierto, y el relativo al mantenimiento integral de sus instalaciones, licitado por 200.333 euros y que está "en fase de adjudicación" tras haber recibido tres ofertas, apuntan desde RTVV.

Entre las consecuencias del cierre, más allá de la desaparición de un medio público de comunicación, se incidió en el impacto para la industria audiovisual de la Comunitat, que la administración trató de paliar con un plan de ayudas de más de ocho millones. También aprobó 2,3 millones para fomentar el valenciano en radio y televisión.

Respecto a los bienes, el entonces alcalde de Burjassot advirtió de que las instalaciones de RTVV en el municipio "no se pueden privatizar ni vender" y que el Plan General recoge como único uso compatible el de "radiotelevisión pública". Al inicio de 2015, se trasladará allí el archivo externo de documentación administrativa. La red de repetidores pasará a ser de titularidad de la Generalitat.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento