Los laboristas pierden menos de lo esperado

  • Según los primeros resultados electorales.
  • Han resistido en empuje del nacionalismo en Escocia.
  • Los conservadores se perfilan como ganadores.
Actividad en un colegio electoral inglés. (Foto: AP)
Actividad en un colegio electoral inglés. (Foto: AP)

El Partido Laborista del primer ministro británico, Tony Blair, lleva camino de encajar una derrota menor de lo previsto en las elecciones municipales celebradas el jueves en Inglaterra, según indican los primeros escrutinios de voto.

Tras el recuento de votos en 110 de los 312 consistorios en liza, los laboristas han perdido seis ayuntamientos (120 concejales) y dominan en 15 (609 concejales).

Por contra, el Partido Conservador, primero de la oposición, se perfila como vencedor de los comicios, al lograr el control de nueve nuevos consistorios (201 concejales), de modo que ahora están en manos "tories" 51 gobiernos locales.

Ganan en Escocia

Los laboristas han resistido asimismo el avance nacionalista en Escocia y se perfilaban como la fuerza más votada en las elecciones autonómicas celebradas este jueves en la región, pero con el Partido Nacionalista Escocés (SNP) de Alex Salmond a muy corta distancia.

Cuando se han adjudicado 30 de los 129 escaños del Parlamento de Edimburgo, el partido de Blair había conseguido 15 escaños frente a los 10 logrados por el SNP, incluido el de su líder. Los nacionalistas, no obstante, han logrado hasta el momento arrebatarles cuatro escaños a los laboristas, que con 50

gobiernan en la actualidad en Escocia en coalición con los liberal-demócratas, mientras que el SNP cuenta con 27.

En Gales, donde también se celebraron elecciones autonómicas, los primeros escrutinios daban una victoria holgada al partido del primer ministro británico.

A examen

El primer ministro británico, Tony Blair, afronta la prueba final de su mandato en los comicios autonómicos que se han celebrado hoy en Escocia y Gales, así como los locales en Inglaterra, en los que los laboristas preveían sufrir un duro varapalo.

Las elecciones municipales en Inglaterra también serán un veredicto sobre la gestión de Blair, días antes de que éste anuncie, como se espera, su retirada del poder tras diez años en el Gobierno y tres victorias electorales consecutivas.

Los colegios electorales en Escocia, Gales e Inglaterra abrieron hoy a las 06.00, hora local, y se cerraron a las 21.00.

El temor de los laboristas, señalan los expertos, era que el SNP de Alex Salmon convoque, como ha prometido, un referéndum sobre la independencia de Escocia en un plazo de cuatro años.

Con excepción de la política exterior, inmigración, defensa, seguridad social, empleo y seguridad nacional, temas sobre los que decide Londres, el resto de las competencias corresponde al Parlamento de Edimburgo, surgido de la ley de 1998 por la que se concedió la autonomía a los escoceses.

Los votantes

Unos 32,8 millones de personas están llamadas a las urnas para votar en los 312 municipios ingleses, con excepción de Londres, donde se votó el año pasado.

En Inglaterra, 10.500 concejalías están en juego, en las que los laboristas, actualmente con 2.385 concejales, podrían perder en favor de los liberales demócratas con 2.412 concejales, según las encuestas sobre intención de voto.

El Partido Conservador británico es la formación que tiene actualmente más concejales en Inglaterra con un total de 4.408.

Trampolín para las generales

El primer ministro británico, Tony Plair, afirmó que los resultados son "un buen trampolín para ganar las próximas elecciones generales", días antes de su esperado anuncio de dimisión como líder laborista y primer ministro.

De hecho afima que "los laboristas pueden ganar las próximas elecciones generales". Blair añadió que "en las elecciones inglesas lo hicimos mejor que hace tres años y en Gales vamos a retener el control y seremos el partido mayoritario y formaremos gobierno".

La presidenta del Partido Laborista, Hazel Blears, afirmó hoy que "tenemos trabajo que hacer. No voy a decir que ha sido una noche genial para el Laborismo, pero (los resultados) no han sido ni la mitad de malos de lo que la gente esperaba, y los 'tories' (votantes del partido conservador inglés), no han conseguido los grandes avances" pronosticados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento