La Iglesia pide a sus feligreses que les tengan en cuenta en la declaración de la Renta

  • La Conferencia Episcopal presenta su campaña para recaudar fondos.
  • Llama a los contribuyentes a señalarles en su declaración del IRPF.
  • Arguyen que con su labor el Estado ahorra "miles de millones de euros".
Antonio Algora, obispo de Ciudad Real (ZIPI / EFE).
Antonio Algora, obispo de Ciudad Real (ZIPI / EFE).
ZIPI / EFE

Los impuestos llegan, como cada año, inexorables; y con ellos, una campaña de la Conferencia Episcopal para que los feligreses tengan en cuenta a la Iglesia en su declaración de la Renta y marquen la casilla correspondiente para que el 0,52% vaya a sus arcas para sostener sus actividades.

Los responsables de la institución han recordado que esta acción "no cuesta nada al contribuyente, no paga más impuestos" y han asegurado que la acción de la Iglesia ahorra al Estado "varios miles de millones de euros" al año.

Una cruz por los fondos de la Iglesia En la presentación de la campaña, cuyo lema será "Cada vez más, necesitamos tu compromiso. X la Iglesia, X todos", Antonio Algora recordó que

a los católicos les sigue gustando "casarse, bautizarse", entre otras celebraciones.

"¿Por qué más del 70 por ciento incluye a sus hijos en clases de religión católica y no se corresponde" con la cifra de los contribuyentes que destinan esta cantidad?, preguntó el vicepresidente para asuntos económicos, quien opinó que uno de los motivos puede ser la falta de información.

Un 22% de contribuyentes marcaron en 2006

Explicó que aunque el número de declarantes a favor de la Iglesia Católica subió en 170.686 en el último ejercicio -sin contar los regímenes forales-, sólo el 22 por ciento marcaron la casilla de la Iglesia, el 33,83% la de fines sociales y el 11,36 marcaron ambas opciones.

A partir del año que viene estaremos solos ante el peligro
"Con esta cantidad que recibimos se llega escasamente a sostener a la Iglesia en un 20 por ciento", señaló el obispo de Ciudad Real, quien recordó que el próximo año
"la Iglesia va a depender de sí misma", porque desaparece la subvención con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y dependerá de las aportaciones de los contribuyentes que ascenderá al 0,7.

"A partir del año que viene estaremos solos ante el peligro", añadió monseñor Algora, quien estimó necesario "hacer un esfuerzo de transparencia de las cuentas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento