Los Desayunos de TVE han visto llorar este martes a su presentadora, María Casado, después de regañar a Curri Valenzuela, columnista de ABC, en directo.

En el vídeo se ve como Casado en el minuto 01:02.50 del programa le dice a Curri que había prisa para dar paso al invitado del día, Antonio Garamendi, presidente de CEPYME (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa).

Yo no puedo hablar porque me pongo a llorar"Tenemos prisa, Curri. Que coges la pelota y no la sueltas". La respuesta de la colaboradora ha sido: "Solo me cortas a mí, a las demás (Anabel Díaz y Pilar Gómez) les dejas hablar todo el rato. A que me cronometro y llevo menos tiempo que ellas", a lo que Casado rebate: "Llevas hablando tres minutos tú sola. Raca, raca".

A partir del minuto 1:12.00 varios planos generales muestran a Curri Valenzuela haciendo el gesto de secarse las lágrimas. Un poco más adelante, la consuela Pilar Gómez, de La Razón. Una vez comenzada la entrevista a Garamendi, Casado la interrumpe y le pide disculpas a Curri e, inmediatamente, empieza a llorar.

Humor para suavizar la tensión

La situación se va normalizando, aunque se evitan los primeros planos de la presentadora hasta el final de Los Desayunos. De hecho, en el minuto 1:18.50, el presidente de la CEPYME intenta relajar la situación comentado que "sigue siendo complicado montar una empresa en España, aunque se han dado pasos. La situación es un poco para llorar".

Para concluir el programa, María Casado siempre da paso a Mariló Montero, de La Mañana. Antes, ha pedido, "de nuevo, disculpas públicamente, a Curri". "Nada, no te preocupes", le ha contestado la periodista de ABC. Entonces, Mariló ha preguntado: "Oye, que soy muy cotilla, ¿disculpas por qué?". Casado ha cerrado el asunto diciendo: "Yo no puedo hablar porque me pongo a llorar".