Zapatero recalcó su compromiso con Marbella horas antes de que Isabel Pantoja fuese detenida

  • Puso su actuación en Marbella como ejemplo de limpieza en el comportamiento del Gobierno.
  • Reiteró que los corruptos comparecerán ante la Justicia.
  • En el acto preelectoral pidió el voto para el candidato socialista, Paulino Plata.
Zapatero visitó la provincia de Málaga para apoyar a su candidato en Marbella horas antes de la detención de Isabel Pantoja.
Zapatero visitó la provincia de Málaga para apoyar a su candidato en Marbella horas antes de la detención de Isabel Pantoja.
REUTERS

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, puso ayer su decisión de "devolver Marbella a la ley y devolver la ley a Marbella" como ejemplo de que no va a tolerar "la más mínima corrupción inmobiliaria" en ningún sitio y va a perseguir a quienes practiquen la corrupción.

El presidente hizo estas aseveraciones horas antes de que la tonadillera Isabel Pantoja fuera detenida por orden del juez instructor Torres.

Sin embargo, fuentes del Gobierno aseguraron a Efe que el presidente desconocía esta tarde que la tonadillera iba a ser detenida en el marco de la operación contra la corrupción en Marbella.

El acto, en el que muchos ven una anticipación a la decisión judicial, estuvo organizado por el PSOE con motivo de la precampaña de las elecciones del 27 de mayo.

Precisamente en la tarde de ayer, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, visitó la Comisaría Provincial de Málaga para felicitar a los agentes de la UDYCO que habían participado en varias operaciones de gran envergadura como el caso 'Malaya' y departió con ellos durante unos minutos.

El jefe del Ejecutivo explicó que el caso de Marbella es una demostración de su voluntad política inequívoca de limpieza, de perseguir a los que no respetan los bienes públicos.

"Reitero aquí que ni este país ni sus ciudadanos ni el Gobierno que les representa van a tolerar ni la más mínima corrupción inmobiliaria en ningún sitio y van a perseguir a todos aquellos que actúen en esa corrupción", añadió Zapatero.

Los corruptos siempre acaban frente a la Justicia

El jefe del Gobierno lamentó los escándalos que se han desarrollado en Marbella y, tras insistir en que su Gobierno disolvió el ayuntamiento de esta ciudad para poner al frente a gente decente, agradeció la labor de los fiscales, policías y jueces para "desentrañar tanta corrupción" y la tarea de la gestora que ha regido en los últimos meses la corporación municipal.

No hay atajos ni milagros, hay trabajo, esfuerzo y decencia en la tarea pública

Tras considerar el acto que protagonizó hoy un símbolo de su apuesta por la legalidad, la ley, la transparencia y el servicio a los demás, advirtió de que, en democracia, los corruptos siempre van ante la Justicia y siempre ganan los honestos.

"No hay atajos ni milagros, hay trabajo, esfuerzo y decencia en la tarea pública", dijo Zapatero, quien llamó a las urnas el 27 de mayo para dar un respaldo a la limpieza democrática y tener un ayuntamiento que se preocupe de los intereses de todos y no de los de unos pocos "por muy famosos que sean".

Para lograr todo ello, pidió el apoyo al candidato socialista a la alcaldía marbellí, Paulino Plata.

Zapatero sólo se refirió en su intervención al PP para asegurar que "está muy bien donde está, en la oposición", y, a renglón seguido defendió las políticas sociales de su Gobierno y decisiones concretas como las leyes de Igualdad y Dependencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento