Siete personas imputadas por la violación y muerte de un bebé de ocho meses en Bolivia

  • Acusan de infanticidio y encubrimiento a empleados del centro de acogida donde estaba el bebé y médicos del hospital donde ingresó.
  • El pequeño residía en un orfanato para estar alejado de sus padres alcohólicos y murió a causa de las hemorragias internas que le causó la violación.
  • Este caso tiene lugar en medio de una ola de denuncias de violencia sexual.
Fachada del Hospital del Niño de La Paz.
Fachada del Hospital del Niño de La Paz.
www.hospitaldelnino.com.bo/

La Fiscalía de Bolivia imputó este sábado a siete personas por la violación y muerte de un bebé de ocho meses que residía en un centro de acogida dependiente de la Gobernación de La Paz, informó una fuente oficial.

Una comisión de fiscales formada para investigar este caso decidió acusar de los delitos de infanticidio y encubrimiento a esas personas, entre las que hay empleados del centro de acogida y médicos del hospital al que el pequeño fue trasladado supuestamente tras sufrir el abuso sexual, dijo la fiscal Edna Montoya, según la emisora de radio Erbol.

Hasta ahora habían sido detenidas diez personas: seis médicos del Hospital del Niño que derivaron al menor a otro hospital, otro doctor, un portero, una enfermera y una cuidadora, todos ellos trabajadores del orfanato.

La muerte del bebé, que se conoció este viernes, conmocionó Bolivia, donde se suceden las peticiones de castigos ejemplares para el autor o autores del crimen.

El pequeño Óscar, que residía desde hace un tiempo en el orfanato público Virgen de Fátima tras ser separado de sus padres alcohólicos, sufrió una parada cardiorrespiratoria a consecuencia de las hemorragias internas que le provocó la violación, según la autopsia.

Montoya afirmó que la Fiscalía concluyó que el infanticidio ocurrió en el Hospital del Niño de la capital, adonde el pequeño fue llevado supuestamente tras sufrir la violación y cuyos médicos derivaron el caso a otro centro sanitario tras reanimar al bebé, que llegó en parada cardiorrespiratoria a la primera de las clínicas.

El gobernador del departamento de La Paz, César Cocarico, calificó este sábado de "incomprensibles" las circunstancias que llevaron a la muerte del pequeño y pidió una investigación rápida para aclarar lo ocurrido.

Sin protección

Cocarico, según la agencia estatal ABI, afirmó que no habrá protección para los implicados en el caso. "No dejaremos pasar nada, no importa si es amigo, si es nuestro personal, llegaremos a la verdad de los hechos", aseguró. Aunque reconoció que "el maltrato está comprobado", pidió que se aclaren las circunstancias —en particular, el lugar— en que se produjo la violación.

Cuando este viernes se conoció el caso, la Defensoría del Pueblo de Bolivia manifestó su consternación y anunció que pedirá a la Gobernación de La Paz un informe sobre las medidas de seguridad y control que existen en sus centros de acogida de menores.

El defensor del Pueblo, Rolando Villena, indicó en un comunicado que exigirá "un informe detallado sobre las medidas de seguridad y control (...) para garantizar la seguridad, cuidado y protección" de los niños, así como los criterios, requisitos y evaluación psicológica que se aplica al personal contratado para trabajar con los menores.

La Gobernación de La Paz, subrayó, "no puede eludir su responsabilidad en este caso porque estos centros están bajo su responsabilidad".

Este caso tiene lugar en medio de una ola de denuncias de violencia sexual contra mujeres y menores, por lo que el Gobierno estudia acciones para frenar estos abusos y ataques.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento