Maíllo dice que sólo IU puede dar "credibilidad" al "cambio de sociedad y de modelo económico" y aboga por las alianzas

La coalición reitera su apuesta por un proceso constituyente y hace un llamamiento a participar porque "necesitamos a más gente"
Amanda Meyer, Antonio Maíllo, Elena Cortés y Alberto Garzón IU en Málaga
Amanda Meyer, Antonio Maíllo, Elena Cortés y Alberto Garzón IU en Málaga
EUROPA PRESS

El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha dejado claro que "en España y en Andalucía no hay credibilidad sin Izquierda Unida" para llevar a cabo "un cambio real de sociedad y de modelo económico", derivado de un proceso constituyente hacia la III República. "Es IU la que puede dar credibilidad porque tenemos un pensamiento sólido y una hoja de ruta definida", ha afirmado, advirtiendo, no obstante, de que "no somos suficientes, necesitamos a más gente".

"Somos la izquierda que resistimos desde posiciones minoritarias, la izquierda que molesta al sistema porque le abrimos fisuras", ha señalado este sábado en Málaga, en el marco de la iniciativa #Encuentro para un nuevo país, un proceso de diálogo abierto con la mayoría social para definir las líneas político-programáticas de IU. Así, ha abogado por "la convergencia, por la unión de todos aquellos que quieran cambiar las cosas y por sumar alianzas".

Al respecto, Maíllo, ante un aforo de unas 600 personas, en el Paraninfo de la Universidad de Málaga (UMA), y acompañado, entre otros, por el secretario ejecutivo de IU para el Proceso Constituyente y diputado nacional, Alberto Garzón, y la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, ha hecho hincapié en que "estamos en un escenario extraordinariamente positivo para ello", en referencia a las elecciones municipales de mayo de 2015.

"Hoy decimos, como ya dijimos en 1996, que no valen reformas de la Constitución de 1978 —ha subrayado—, no hay tiempo para reformas parciales, por lo que impugnamos esa Constitución y el modelo productivo corrupto que lo ha acompañado". "Es hora de un nuevo proceso constituyente", ha apostillado.

Para lograr esa nueva Constitución, el coordinador regional de Izquierda Unida ha dicho que "necesitamos a mucha gente que sinceramente esté dispuesta a impugnar este sistema y construir otro desde la izquierda".

Ha denunciado que a lo largo de estos seis años de crisis se haya pasado "a unos niveles insoportables de desigualdad". "De lo que en 2008 era una crisis económica se ha pasado a una crisis económica, política, institucional y de régimen", ha advertido.

Frente a esas políticas neoliberales, ha defendido que su formación tiene "alternativa" para construir un nuevo proyecto de país, dejando claro que "sí que hay derecha e izquierda porque hay ricos y hay pobres y porque hay unos ricos que cada vez son más ricos y hay más pobres".

MUNICIPALES

Precisamente, ante los próximos comicios municipales, ha trasladado a los asistentes, entre los que había militantes, simpatizantes o representantes de organizaciones sociales y sindicales, que "tenéis la autoridad moral para liderar ese cambio porque sois referentes para mucha gente". "Nada está escrito en estos momentos; tenemos que ganar muchas alianzas y las podemos ganar en el territorio más cercano, en los distritos, en los barrios...", ha expuesto.

Maíllo ha reiterado su defensa del rescate de servicios básicos que, actualmente, están privatizados, poniendo como ejemplo el suministro del agua, porque "nos negamos a tener un país en el que manden Florentino Pérez, Isidro Fainé o los Botín".

"Queremos un país en el que gobiernen los gobiernos formales, no los banqueros ni los grandes empresarios", ha reclamado. Para ello, es necesario "hacer ayuntamientos transparentes", lo que se consigue "atajando y previniendo cualquier acto de corrupción y con normas de control", y contar con administraciones locales que "vuelvan a reivindicar su capacidad de mover la economía de los pueblos y de crear empleo".

Banca pública

Durante su intervención, que ha acabado entre aplausos y al grito por parte de los asistentes de "sí se puede, sí se puede", Maíllo ha defendido de nuevo la banca pública: "es una de esas leyes que cambian un país, una auténtica revolución".

Por ello, ha asegurado que "vamos a estar en la batalla y vamos a denunciar cualquier intento de evitar una realidad que puede dar credibilidad a un cambio real del modelo productivo en Andalucía", al igual que ya hicieron, ha precisado, con la ley antidesahucios andaluza, que el Gobierno recurrió ante el Tribunal Constitucional.

Garzón, por su parte, ha aseverado que "el futuro no nos lo pueden robar y para eso vamos a luchar y para eso necesitamos la fuerza de todos". "Las consecuencias del modelo económico del bipartidismo, que está en sus horas más bajas, son seis años de grave crisis para la mayoría social y de sacrificios para esa mayoría social, mientras una minoría se enriquece enormemente", ha apuntado.

Ante esto, el secretario ejecutivo de IU para el Proceso Constituyente ha asegurado que "tenemos los instrumentos para transformar el país en beneficio de la mayoría social", de modo que "convirtamos el escenario de emergencia social en otro de esperanza política".

Frente a "la derecha, que tiene muy claro que va a liquidar las conquistas sociales, nosotros luchamos desde la honestidad y la ideología", ha manifestado Garzón, añadiendo que "si el arma de la derecha es el miedo, levantemos el arma de la ilusión".

No a "un país dirigido por hienas"

Y es que, según ha indicado, "no queremos un país dirigido por hienas financieras y mafiosos". "El PP, la derecha en este país, tiene mucho miedo porque ya no puede convencer ni generar consenso y no nos puede decir que todo va bien, recurriendo, por ello, a las trampas electorales o a la represión física, administrativa y penal", ha aseverado.

Garzón ha abogado por "democratizar la economía" y por acabar con "la mercantilización de la política", la cual ha de ser "honestidad, democracia, transparencia y participación", y ha demandado, igualmente, un proceso constituyente, en tanto que "el pacto de 1978 ha sido dinamitado por la derecha, se ha vaciado la Constitución".

"Queremos ganar las ciudades, las autonomías y el país con el objetivo de transformar la sociedad", ha declarado. Para ello, ha defendido "la necesidad de comunicar para recuperar nuestra historia y así hacer el futuro", especificando que "República no es guerra civil, sino más democracia, derechos conquistados y el voto".

Por su parte, Cortés, integrante de la dirección andaluza de IU, ha señalado que "desde Andalucía vamos a seguir tejiendo alianzas para construir un nuevo proyecto de país" porque "hay algo viejo y fracasado". "Ha fracasado el capitalismo y la gestión que del capitalismo ha hecho el bipartidismo", ha expuesto.

La consejera andaluza ha incidido en la necesidad de seguir en la "batalla" para "romper la desigualdad laboral" entre hombres y mujeres, y también para "acabar con la violencia de género", entre otras cuestiones.

"Ese fracaso del capitalismo y del bipartidismo —ha comentado— se traduce también en un sistema que es claramente corrupto y uno de los mayores exponentes de ello es la privatización de los servicios públicos", que, sin embargo, "deben blindarse y potenciarse".

Poder popular

Para conseguirlo, es necesario, tal y como ha resaltado Cortés, "construir poder popular y lucha obrera", y las elecciones municipales son una "oportunidad" para empezar a crear ese nuevo modelo.

Finalmente, Amanda Meyer, también miembro de la dirección regional de la coalición de izquierdas, ha advertido de que "no nos podemos permitir ni un mínimo de flaqueza porque los adversarios son potentes".

La también secretaria general de Vivienda de la Junta de Andalucía ha defendido el boca a boca para trasladar sus mensajes: "no lo van a hacer los medios de comunicación y las redes sociales no son suficientes". "Viene una ola de cambio y vamos a participar en ella", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento