Un vecino coloca ataúdes para espantar a los clientes de un restaurante en Alicante

  • El copropietario del local dice que el particular "no ha dejado de molestar".
  • Anteriormente situó sujetadores y pijamas a la vista de los comensales.
  • "¿Qué será lo próximo?", se pregunta el hostelero.
Un particular de Dénia (Alicante) ha colocado lápidas y dos ataúdes en su patio, colindante con el de un restaurante, para "espantar" a los clientes, según ha denunciado el copropietario del establecimiento.
Un particular de Dénia (Alicante) ha colocado lápidas y dos ataúdes en su patio, colindante con el de un restaurante, para "espantar" a los clientes, según ha denunciado el copropietario del establecimiento.
EFE

Un particular de Dénia (Alicante) ha colocado lápidas y dos ataúdes en su patio, colindante con el de un restaurante, para "espantar" a los clientes, según ha denunciado el copropietario del establecimiento Juan Carlos Villar.

Villar ha relatado que el vecino no ha parado de "molestar" para tratar de conseguir el cierre del establecimiento, ubicado en el centro de Dénia, desde que abrió hace unos meses.

Debido a las supuestas molestias que le causa la actividad hostelera en el patio, en un principio colocó a la vista de los comensales objetos de ropa como sujetadores o pijamas, y ya hace varias semanas situó varias lápidas iluminadas con focos de tipo led, con el objetivo de ahuyentar a la clientela.

Villar ha explicado que el vecino dio un paso más cuando, el pasado lunes, al abrir el restaurante a las 7.00 de la mañana colocó un ataúd sobre un andamio, y posteriormente ha aparecido un segundo féretro.

Según el copropietario del restaurante, que ha tratado de ocultar parte de los macabros elementos con una plancha blanca, el ayuntamiento ha estudiado la situación aunque ve difícil actuar porque todo se halla en la propiedad privada del vecino, aunque Villar estudia con abogados si toma algún tipo de iniciativa.

"Este señor busca un conflicto y hacernos daño. Está deseando destrozar nuestro negocio y, con ello, dejar a nueve familias sin empleo", ha lamentado. Desconoce el impacto económico negativo que le está acarreando la actitud de su vecino y teme que éste "no vaya a parar" hasta conseguir su propósito ante lo cual se ha preguntado en voz alta: "¿Qué será lo próximo?"

Mostrar comentarios

Códigos Descuento