Nacho Campillo se ha sumado a la moda de músicos reconocidos que tocan en el metro, en una iniciativa de El Mundo.

Al igual que el violinista Ara Malikian (Líbano, 1968), que actuó para 20minutos también en el metro de Madrid, y Joshua Bell, uno de los mejores violinistas del mundo, en Washington, el líder de Tam Tam Go fue ignorado por el respetable.

Los ciudadanos en todas las ocasiones pasaban rápidamente ante los músicos sin darse cuenta de quienes eran en realidad o pararse a disfrutar con su arte.

Una persona le reconoció

El último en probar suerte ha sido el pacense Nacho Campillo, que tras una hora de concierto improvisado en la madrileña estación de metro de Bilbao, sólo fue reconocido por una persona.

La recaudación al final, de este artista que ha vendido casi un millón de discos en su carrera, fue de 71 céntimos de euro.

Ni para un café

Campillo tras comprobar lo que había conseguido dijo al periodista de El Mundo que no le daba ni para un café "ni para uno de Zapatero", bromeó.