Javier Maroto.
El alcalde de Vitoria, Javier Maroto, en una imagen de archivo. PP

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha citado a declarar el próximo jueves al alcalde de Vitoria, Javier Maroto (PP), por la denuncia que presentó contra él la plataforma SOS Racismo, que le acusa de los delitos de incitación al odio y contra los derechos de los extranjeros, entre otros.

En el escrito remitido al alcalde el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, explica a Maroto que tiene que acudir el jueves a declarar al Palacio de Justicia de Bilbao en calidad de denunciado y que por lo tanto puede ir acompañado de un abogado. SOS Racismo presentó una denuncia contra Maroto por decir que muchos inmigrantes "viven principalmente de las ayudas sociales y no tienen ningún interés en trabajar o integrarse" y tachó de "escandaloso" el caso de los ciudadanos de origen argelino y marroquí que residen en Vitoria.

Maroto opina que los datos que hizo públicos el Gobierno vasco a raíz de una pregunta suya le dan la razón A raíz de dicha denuncia, el fiscal superior del País Vasco abrió unas diligencias de investigación y pidió al alcalde que presentara un escrito de alegaciones en su defensa, que éste ya le remitió. En la documentación enviada por Maroto se incluye un estudio de las personas atendidas por los servicios sociales del Ayuntamiento de Vitoria en los últimos años y la evolución del padrón por nacionalidades, según desveló el portavoz de SOS Racismo, Fede García.

En el informe se analizan por ejemplo las 1.358 nuevas atenciones en servicios sociales entre septiembre de 2013 y febrero de 2014, de las que el 55,7 % fueron de nacionalidad española y el 44,3 % extranjera. Además el alcalde adjuntó una carta en la que dice que sus declaraciones "se sustentaron" en dicho informe y añade: "En ningún caso estaba, ni está, en mi voluntad provocar a la discriminación ni al odio racial ya que mi único interés es el de la buena administración de los recursos públicos y la lucha contra el fraude a los mismos".

A la vista de estas alegaciones, el portavoz de SOS Racismo opinó que Maroto no aportó "datos suficientes" que justifiquen sus acusaciones dado que el informe remitido "no habla de fraude" en las ayudas sociales que reciben los magrebíes.

"No voy a pedir perdón"

Maroto ha reiterado tras conocer la citación que no va a pedir perdón a nadie por sus declaraciones, y ha opinado que tener que acudir a declarar ante el fiscal superior "es el mundo al revés". En un comunicado, Maroto anuncia que acudirá a declarar ante el fiscal porque ante todo respeta las decisiones judiciales, aunque discrepa sobre el motivo de su citación.

"SOS Racismo me denuncia por incitar al odio y acto seguido dice que desea que me corten la cabeza como una serpiente, pero ¿decir esta barbaridad no es incitar al odio? ¿No es odio directamente?", se pregunta. En cuanto a las declaraciones que originaron la denuncia de SOS Racismo, aclara que lo único que ha hecho es "decir bien claro lo que está pasando con las ayudas sociales" y opina que los datos que hizo públicos el Gobierno vasco a raíz de una pregunta suya le dan la razón.

Consulta aquí más noticias de Álava.