Aspecto de las calles del barrio de Malasaña, en Madrid, después de los incidentes ocurridos esta noche
Aspecto de las calles del barrio de Malasaña, en Madrid, después de los incidentes ocurridos esta noche. (EFE)

Casi un centenar de agentes de Policía Nacional y Local acordonaron poco después de las 3.00 de la madrugada el madrileño barrio de Malasaña tras unos "serios" incidentes entre jóvenes que se han saldado con una veintena de heridos, diez de ellos agentes de policía y otros diez jóvenes, según fuentes policiales, que no han determinado el número de detenidos, aunque sí ha podido verse como algunos agentes llevaban esposados a algunos jóvenes.

Estaban exaltadísimos (los agentes de Policía), muy nerviosos, han cargado contra todos

Los enfrentamientos, que comenzaron por motivos aún desconocidos, y descritos por algunos de los allí presentes como una "
batalla campal", comenzaron cerca de la plaza 2 de Mayo, que se encontraba en plena jornada festiva, cuando, según declararon algunos de los allí presentes a 20minutos.es, varios miembros de la Policía comenzaron a cargar contra varios jóvenes, algunos de los cuales se encararon con los agentes, dando origen a graves enfrentamientos, que han llegado hasta la calle Barceló.

En la glorieta de Bilbao, cercana a la zona, se desplazaron varias dotaciones del SAMUR donde montaron un dispositivo especial para tratar a los heridos, ningunos de ellos grave, que presentaban cortes y contusiones.

Al lugar de los hechos se desplazaron, al menos, medio centenar de vehículos policiales, que mantuvieron acordonadas las calles colindantes al lugar de los hechos durante aproximadamente dos horas (hasta las 5.00) tanto al público como al tráfico.

La normalidad ha vuelto a las calles de Malasaña, aunque las calles, ya despejadas de gente, dejan ver los restos de la "batalla" con varios contenedores quemados y volcados en medio de la calle, lunas de coches rotos y cristales por el suelo.

"Han cargado contra todos"

Las personas allí presentes corrían huyendo de la zona donde se producían los incidentes, y en elgunos casos varias de las patrullas han realuizado persecuciones, llegando a detener a jóvenes en calles algo alejadas de la plaza 2 de mayo, como son la Gran Vía y la plaza de Callao.

"Ha sido una masa, han acorralado (los jóvenes) a la Policía y entonces han empezado a cargar", relataba un joven allí presente.

"Estaban exaltadísimos (los agentes de Policía), muy nerviosos, han cargado contra todos", ha asegurado otro de los jóvenes que se ha visto inmerso en los enfrentamientos.

"Estábamos bebiendo para celebrarlo y han empezado a desalojarnos, yo me he ido caminando pensando que no me iban a hacer nada, pero aún así han empezado a usar las porras y a un amigo mío le han golpeado", era otro de los testimonios de un joven, recogido por RNE.