Detienen en México al alcalde de Iguala y a su esposa en relación a los estudiantes desaparecidos

José Luis Abarca, alcalde de la localidad mexicana de Iguala y su esposa, María de los Ángeles Pineda,
José Luis Abarca, alcalde de la localidad mexicana de Iguala y su esposa, María de los Ángeles Pineda,
GTRES

El alcalde de la ciudad mexicana de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa, María de los Ángeles Pineda, vinculados a la desaparición de 43 estudiantes, fueron detenidos en una casa de Iztapalapa (México D.F.), en un operativo desplegado por la Policía Federal de México, según informan este martes medios locales.

Abarca y su esposa fueron detenidos en una casa de la citada localidad que, al parecer, tenían alquilada, según las fuentes. La operación ha sido desarrollada la pasada madrugada (en México) por un grupo de élite de la policía.

Los agentes siguieron la pista a sus movimientos bancarios y llamadas telefónicas, entre otros aspectos que han conducido a la detención. Las autoridades también han detenido a la persona que les alquilaba el inmueble con el propósito de que aporte elementos sustanciales a la investigación y explique cuándo llegó la pareja a la ciudad de México, su relación con ella y en ese sentido determinar el grado de encubrimiento, según informa 20minutos.mx.

La noticia de la detención fue confirmada este martes por el director de información de la Policía Federal, José Ramón Salinas, en su cuenta de Twitter (@joserra_salinas).

Abarca ha sido señalado como el principal responsable de la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa el pasado 26 de septiembre. Cuenta con tres órdenes de detención por los delitos de desaparición forzada, homicidio y homicidio en grado de tentativa y fueron declarados prófugos desde que huyeran de Iguala pocos días después de la desaparición.

Los sucesos del 26 de septiembre

El pasado 26 de septiembre un grupo de agentes tirotearon en Iguala a alumnos de una escuela rural por órdenes presuntamente de Abarca, el entonces alcalde, que permanecía prófugo junto con su esposa, María de los Ángeles Pineda, y el secretario de Seguridad de Iguala, Felipe Flores, considerados autores intelectuales de los hechos.

Esa noche murieron seis personas, 25 resultaron heridas y 43 jóvenes fueron detenidos y entregados al cártel Guerreros Unidos, que se encargó de su desaparición, de acuerdo con las investigaciones de la fiscalía general de México.

Por el caso hay más de medio centenar de detenidos que incluyen a policías de Iguala y del vecino municipio de Cocula, así como miembros del grupo criminal, incluido su líder, Sidronio Casarrubias, quien reveló que cada mes el cártel entregaba elevadas sumas de dinero al alcalde e incluso decidía quiénes se integraban a la corporación policial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento