Nueve soldados estadounidenses han muerto en Irak en los últimos dos días, según fuentes del mando norteamericano.

Cuatro murieron por el efecto de varias bombas en ataques separados al sur y al sureste de Bagdad el sábado, según los portavoces militares.

Abril ha sido el mes más mortífero para el ejército de EEUU en lo que va de año

Tres soldados y dos marines murieron el viernes en la provincia de Anbar, al oeste del país.

Estos soldados habrían muerto en acciones de combate.

Abril ha sido el mes más mortífero para el ejército de EEUU en lo que va de año.

Estas últimas muertes elevan a cerca de 100 los soldados fallecidos en lo que va de mes.