Cristina Brondo
La actriz Cristina Brondo posa junto a un retrato de la reina Sofía, su personaje en la serie 'El Rey'. Miquel Taverna

De un tiempo a esta parte, es uno de los nombres habituales en la ficción televisiva. Antes de convertirse en una joven reina Sofía en la miniserie El Rey (este martes, a las 22.30 horas en Telecinco), Cristina Brondo fue Vero (el amor platónico de Dani Rovira) en B&B y Beatriz en Gran Hotel. Del papel que acaba de interpretar destaca la dificultad de recrear la intimidad de un personaje conocido y real.

Ponerse en la piel de la reina Sofía, ¿es más delicado que complicado?
Siempre es más difícil encarnar a un personaje conocido, del que todo el mundo tiene una imagen, que a otro que solo existe en la ficción. Pero delicado por el hecho de que se trate de una reina, no. El miedo y el respeto excesivo nunca te llevan a buen puerto en un proceso creativo.

Cuando me propusieron el papel pensé que se habían equivocado

¿Cómo se acercó al personaje?
Cuando me propusieron el papel pensé que se habían equivocado porque no me parecía en nada a la reina Sofía. Sin embargo, el director me dijo que no quería una imitación exacta, sino un personaje con mucha verdad. Entonces comencé a trabajar en una reina llena de contención y un tanto distante, a quien te da la impresión de que nunca vas a conocer del todo pero que a la vez es muy amable.

¿Es esa la imagen que tiene de ella?
Para mí es la gran desconocida. Aparte, la veo como una mujer muy profesional, inteligente, sensible y una gran reina. Creo que ha interpretado muy bien su papel.

¿Las reinas y las actrices comparten eso, el interpretar papeles?
Nuestra profesión no tiene nada que ver. En mi trabajo la contención y el protocolo te perjudican, te impiden conectar con tus sentimientos para expresarlos después. Los actores hemos de ser rebeldes y atrevidos para que brote algo original y espontáneo. Por el contrario, los reyes, cuanto más discretos e inadvertidos pasen, mejor.

Los actores han de ser atrevidos; los reyes, cuanto más discretos, mejor ¿Le gusta el tratamiento que la serie dispensa a la Casa Real?
Ha intentado ser fiel a la historia y proporcionar un enfoque serio y respetuoso pero sin miedo a hablar abiertamente de todo y mantener las dudas que existen sobre determinados asuntos. Por ejemplo, sobre la muerte del hermano del rey Juan Carlos, que ocurrió en la intimidad y, por lo tanto, nunca se tendrán todos los detalles de cómo sucedió.

¿Y cómo se recrean aquellas escenas de las que no se tiene documentación?
En mi caso, por ejemplo, lo más complejo fue interpretar aspectos de la vida privada de doña Sofía porque en realidad desconoces cómo es esa persona en la intimidad. Entonces, no queda otra que echar mano de la imaginación.

¿Saben si a la Familia Real le han gustado las primeras entregas?
No, no se han puesto en contacto con nosotros. Lo que sí sabemos es que al público le gustó. A pesar de tener una competencia tan fuerte como la de Velvet, hubo millones de espectadores pendientes de ella. La crítica dijo que con esta producción, los Borbones "ya no daban risa", porque se trata de un proyecto elegante y serio.

Trabaje donde trabaje, ya sea en B&B como en El Rey, siempre termina enfrentándose a Velvet en la parrilla. ¿Eso es masoquismo?
Cuando me enteré, pensé: "No, otra vez no". Pero no me puedo enfadar porque Velvet tenga tantísima audiencia, soy una gran fan de su productora, Bambú, y creo que su éxito es un premio a su buen trabajo.

En pleno siglo XXI, ¿una monarquía hereditaria parece algo más de ficción que de realidad?
Yo soy del parecer de que se tenía que haber convocado un referéndum cuando abdicó el rey Juan Carlos. Hoy en día el pueblo debería tener más peso. La democracia está un poco coja, no se tiene en cuenta que los tiempos han evolucionado y los monarcas tienen miedo al cambio por un sentimiento egoísta: quieren mantener su bienestar anteponiéndolo a las necesidades del país. 

Biografía

Nació en Barcelona en 1977. Su debut televisivo fue en la serie Poblenou de TV3. Desde entonces compagina su actividad en televisión (Herederos, Gran Hotel, B&B) con su trabajo en el cine, donde ha participado en películas como Hipnos, ¿Y tú quién eres? o Perdona si te llamo amor.