El Gobierno turco subrayó que el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas está supeditado al primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, y que el duro comunicado del Ejército en el que mostraba su preocupación sobre el debate en torno al secularismo es antidemocrático.

 

El primer ministro ha tenido una conversación muy útil con el jefe del Estado Mayor

Cemil Cicek, ministro de Justicia y portavoz del Gobierno, leyó un comunicado con la posición del Ejecutivo y no admitió ninguna pregunta, pero dijo que "el primer ministro ha tenido una conversación muy útil con el jefe del Estado Mayor".

Reacción desde la UE

 

El comisario de la Unión Europea para la Ampliación, Olli Rehn, ha avisado también al ejército turco de los riesgos de su interferencia en la vida política del país y le ha instado a permanecer ajeno al devenir político del país.