El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón decidió no suspender la actividad de Acción Nacionalista Vasca (ANV) al concluir que este partido no tiene vinculación alguna con ETA-Batasuna, confirmaron fuentes jurídicas.

El juez instructor tomó esta determinación a la vista de los informes conjuntos
El juez instructor tomó esta determinación a la vista de los informes conjuntos que recibió ayer de la Guardia Civil y de la Policía sobre ANV, en los que se señalaba que no se podía establecer que ANV fuera un
instrumento de ETA-Batasuna, aunque sí podría haber indicios de una utilización de este partido por parte de Batasuna.

Garzón solicitó los informes policiales después de que la asociación de víctimas Dignidad y Justicia, le reclamara dos veces la suspensión de ANV por entender que forma parte del "núcleo Batasuna, ya suspendido"

Ni el "más mínimo indicio"

Sin embargo, Garzón ha constatado, a la vista de los informes policiales, que no existe "el más mínimo indicio" de pertenencia, integración o vinculación orgánica, ni siquiera "temporal o transitoria" de ANV con ETA-Batasuna.

Este partido, se afirma en el auto, no ha sido creado ni dirigido por ETA antes de 2001, aunque al haber formado parte de Herri Batasuna (HB) -participó en su constitución en 1978, pero se escindió en 2001- "podría haber sido instrumentalizada indirectamente por la organización", aunque no aprecia otros indicios en este sentido.

 

ANV "no ha estado ni está bajo la disciplina de ETA"
Según el auto judicial, ANV "no ha estado ni está bajo la disciplina de ETA" después de que abandonara HB, aparte de algunas "puntuales coincidencias" en objetivos, entre los que se menciona homenajes a etarras, oposición a la Ley de Partidos o apoyos a planteamientos electorales.

 

En su argumentación, señala también que ANV "a día de hoy" no es un instrumento de ETA-Batasuna, ya que no se ha acreditado que sus estructuras o actividades hayan sido "fagocitadas" por otras organizaciones ilegales, aunque sí reconoce su adscripción a la izquierda abertzale.

Tampoco ningún dirigente de este partido, añade la resolución, aparece como imputado en esta causa ni existen sospechas de que hayan participado en actividades relacionadas con ETA ni aparecen como miembros o responsables de Batasuna.

No hay relación alguna, pone de relieve, entre los miembros de la dirección de ANV con alguna de las organizaciones que integran el "complejo terrorista" liderado por ETA.

La resolución de Garzón menciona a Gorka Murillo, detenido ayer y para el que el magistrado ha decretado hoy prisión incondicional, en relación con los intentos de la ilegalizada Batasuna de estar presente en los comicios locales del 27 de mayo.

Así, el detenido ha sido acusado de elaborar listas de Ultzama Abertzale Sozialistak y de Acción Nacionalista Vasca (ANV), formación integrada en ese municipio navarro por diez nombres, nueve de los cuales figuran en un documento intervenido a Murillo.

No obstante, Murillo, en el puesto número 34 de la candidatura de Nafarroako Abertzale Sozialistak, aunque hace referencia a la utilización electoral de un partido político, no revela su identidad.

Sin antecedentes

Otros elementos que descartan la relación entre ANV y el entorno etarra, detalla la medida judicial, se refieren a que ninguna de las personas vinculadas a ANV y que figuran en los informes policiales aportados tienen antecedentes por delitos de terrorismo ni tampoco los titulares de la sede de ANV en Portugalete.

Igualmente, no existe constancia de que esa sede haya sido utilizada por Batasuna o algunos de sus responsables para cuestiones "orgánicas o clandestinas".

 

Una hucha en el interior de la sede con la pintura de Segi "no es suficiente indicio"
Pone como ejemplo que el hecho de que haya una hucha en el interior de la sede con la pintura de Segi, organización declarada terrorista, "no es, en modo alguno, suficiente indicio".

 

Contacto Batasuna-ANV

Cita también que no se ha establecido si los contactos que han mantenido los miembros de Batasuna Aitor Aranzabal y de ANV Maite Ilarduya obedecen a una relación particular o "se podrían incluir en una hipotética colaboración o vinculación" de ambas organizaciones".

De acuerdo con los informes que han aportado las Fuerzas de Seguridad del Estado, la resolución señala que algunos documentos incautados a ETA, demuestran que la banda "tiene planes, opiniones y reflexiones" para todas aquellas organizaciones que pueden ser de su interés, entre ellas ANV, pero "no puede concluirse que hayan existido relaciones orgánicas".

El magistrado indica que ANV, al igual que organizaciones como PCTV, el sindicato LAB o AEK, no está en la órbita de ETA-Batasuna "aunque coyunturalmente pretendan ser instrumentalizadas o finalmente lo sean".

ANV, creada en 1930 e inscrita en el Registro de Partidos en 1977, participó en la constitución de Herri Batasuna en 1978, de la que se escindió en 2001, aunque se mantuvo "en el espacio político de la izquierda abertzale y en el mismo frente de Batasuna".