Miguel Bosé: "El amor es un dios igual de cabrón que Zeus"

  • El artista publica disco con nuevas canciones: 'Amo'.
  • "Enamorarse es maravilloso, pero yo prefiero estar tranquilo, con mis hijos tengo el cupo cubierto", confiesa el cantante.
  • "Todas las cosas que hago tienen una coherencia extrema", afirma.
Miguel Bosé
Miguel Bosé
DAVID SIRVENT

Desde Cardio (2010) no publicaba Miguel Bosé (1956) disco con canciones inéditas, ausencia que cubre con el nuevo trabajo Amo (4 noviembre a la venta).

Un título explícito e intencionadamente recuadrado: no hay subtítulo posible ni más interpretación.

Once canciones que giran sobre el mismo pilar: el verbo 'amar' que da nombre, y que en este momento, lo dice él, es todo lo que es Bosé. Porque, y lo deja claro: hay uno que es Miguel y otro que es Bosé, y se llevan fatal, no se pueden ni ver.

Tal vez sea una mezcla de ambos quien han venido a la entrevista: viene totalmente de negro, aunque asegura que, como en la portada de su disco, no habrá nada de negro en la gira que comenzará en mayo. Todo blanco. ¿Y todo amo?

Si fuera un poema, ¿a cuál le gustaría que se pareciera?

A ninguno, se parece a Amo, que es la canción madre que todo lo engloba todo en todos los sentidos.

'Amo', del verbo 'amar', sin duda es el sentido de la canción y el disco, pero ¿no hay algo también de ser el amo? ¿No es usted muy amo, muy dueño de su música y de todo lo que hace?

Eso sí, indudablemente eso es así. Todo lo que es pasa porque necesito que suceda. Yo compongo por urgencia, por necesidad. Y todo lo que hago lo controlo, nace de esta cabeza, de estas manos, de estos ojos, de estos oídos, de este corazón. Si no se me parece, lo descartaré.

Y quizá tampoco sería honesto...

Es que no vería la luz. Algo que no conecta al cien por cien conmigo se va fuera.

¿Por eso tan tajante y 'encerrado' el título?

Amo está cerrado, la palabra dice tanto que está cerrado. Te voy a dar otra clave, porque en todas las cosas que hago hay muchas claves. Miguel es el dueño de un terreno cercado, que es muy pequeño respecto al resto del planeta. Amo lo dice Miguel y fuera de ese cercado está Bosé. Está todo a la vista, no hago nada por casualidad, todo es muy explícito, lo que pasa es que como todo lo que es muy explícito no se ve, nunca se ve.

Es que a veces lo más evidente es lo que más nos cuesta ver...

Mira, cuando hice Cardio adelgacé, me puse en forma. Cardio es el corazón, la vida, ¿y quién estaba llegando? Mis hijos, y quería estar guapo para ellos. Está todo ahí, todo lo que hago está milimetrado, todas las cosas que hago tienen una coherencia extrema. Y lo pongo delante: cuando acabé la gira de Cardio, a la semana nacieron mis hijos. Y la canción es una lección de gramática y ortografía que yo ya estaba dando a mis hijos.  Es muy bonito dejarlas ahí, depositarlas, y que la gente no las vea, es que no te pueden decir que lo diga, pero ¿por qué tengo que decirlo si está ahí, si se ve?

¿Siente que pasa un poco lo mismo con la canción Sí se puede? ¿Que a pesar de estar claro seguimos preguntando? Pero sabe también por qué, ¿no?

Sí, claro que sí... Cuando salió esta canción era una frase que no estaba girando, sólo la de Obama, Yes, we can. Pero no era eso. Era: sí se puede hacer lo que se está haciendo. ¿Cómo que esto no se puede hacer?, sí que se puede, lo están haciendo. Y meses más tarde llegan con el lema y digo: oh, Dios, y encima es la única canción dance del disco y la única que habla explícitamente de política. Todo el mundo tiene ganas de oír estos discursos. Ahora esto toma más fuerza y tras las Europeas, más. Pero tampoco era nada diferente de lo que todos y todas estábamos pensando: esto tiene que ceder y cambiar ya.

¿Y cuándo estallaremos?

Estamos como al límite y están explotando cosas. Va a haber un último crédito hacia la clase política y hacia el gobierno. Como después de lo que está pasando y lo que va a pasar, como no reaccione de forma contundente, rápida y definitiva, puede que este gobierno pase a ser la tercera o cuarta fuerza de la próxima legislatura. Seguro. La gente está hasta las narices, están hartos.

Más que hartos, ¿no?

Sí, es que aquí como dice el aforado nunca pasa nada.

Bueno, algunos jueces pelean...

Sí, pero los que molestan se los quitan de en medio; y los que siguen tienen unas enormes dificultades. Y las investigaciones policiales son desacreditadas en cuanto se puede.

¿Sistemáticamente, como dice en una de sus canciones?

Sí, sistemáticamente. Y así lo hacen. Entonces, yo digo: es tiempo de cambiar. La única manera de que esto vaya en otra dirección es que el bipartidismo se vaya a la mierda.

¿Y que la cultura recupere un valor?, ¿o eso puede esperar?

En este momento no da de comer a nadie y las prioridades del ciudadano ahora son otras que la cultura, ya luego atacaremos la cultura e iremos con otras muchas cosas. En estos momentos hay necesidad de justicia y de saneamiento y renovación.

Renovación, ¿usted necesita renovarse, aprender, sorprenderse tanto como parece? ¿Es tan insaciable, y no provoca eso a veces cierta frustración (no poder saciarse...)?

No es una droga, conocer y aprender lo que hace es impulsar mi autoestima.

Si perdiera la fascinación, ¿estaría muerto?

Te apagas, si pierdes la fascinación, te mueres.

¿Lo que más le fascina?

Todo lo que se me presenta. Por ejemplo, al escuchar puntos de vista diferentes del álbum y de lo que he pretendido me da curiosidad y vida, es un síntoma extraordinario, la gente ya se empieza a apropiar de las canciones, a hacerlas suyas, a usarlas para lo que las necesita.

Se han ido ya de casa, se han emancipado...

Yo me acuerdo que fue con el Papito, después de 30 años de carrera, de lo que estaba pasando cuando un día me quedé sin batería en el micro en Las Ventas. Me quité el micro y empecé a escuchar que la gente me cantaba mi canción. En el fondo eso es lo que tiene que pasar: que te canten tus canciones. Lo que queréis es cantármelas a mí y decirme gracias, ponte allí, que ya nos las has cantado toda la vida y ahora te las cantamos a ti.  Eso es lo que tiene que pasar.

Dicen que Sí se puede es su primera canción protesta, pero antes ya denunciaba en otros temas otras cuestiones...

Tan explícitamente no lo hice, es verdad, pero en Laberinto hay una que habla del terrorismo, en Nada particular hablo de los desplazados... En todos mis álbumes desgraciadamente aparece una de las musas que querría eliminar y que es el telediario. Ya me gustaría que un día me dijeran: mientras estabas encerrado componiendo se han acabado las guerras.

Pero eso no va a pasar...

Efectivamente. No pasará.

Vayamos a su contrario, el amor, al que canta en la canción que da título y al que se refiere en varios sentidos, ¿qué tiene el amor de Bosé: más de tirano o más de piadoso?

El amor nace escondido en la memoria donde el amor es piedad, porque su origen es la compasión y la piedad, la solidaridad, pero cuando sale a la calle y se topa con el ser humano se convierte en un cabrón porque se tiene que defender. En cuanto se le ofende va y se defiende y pone el mundo a sus pies. Y cuando ya te tiene de rodillas, arranca y cuidadito, que el amor manda, decide cuánto te quite y te da.  El amor es un dios, igual de cabrón que Zeus.

Incluso ¿el dios?

El dios, sí. Hasta los grandes dioses están a sus pies, Zeus incluido.

¿Marionetas en sus manos?

Somos dependientes.

Estar solo aunque también te eche de menos, canta en una de las canciones, ¿una dualidad sin respuesta?

Estoy solo hace tiempo, ya  a pesar de eso respiro. Déjalo ahí, no me preguntes si te echo de menos que nace un río de lágrimas.

Pero qué poder da cuando se aprende a estar solo...

Claro, ese estado en que ya nada siento y estoy libre de temores y amores. Ahí ya sí, te dicen: ¿puedes venir a cenar?, y ya sí puedes. Y es una sensación fantástica. Enamorarse es maravilloso, pero yo prefiero ahora que con mis hijos tengo el cupo cerrado, estar tranquilo. Yo llevo unos años muy tranquilito, y virgencita que me deje como estoy.

¿La peor torpeza o la que más hace que se parezcan quienes aman?

Reincidir.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento