Emma Watson ha protagonizado uno de los discursos más bizarros de recogida de premios que se recuerdan. La actriz, que recibía en Los Angeles el BAFTA como mejor artista británica del año, dedicó el galardón a su hámster, muerto hace diez años.

En sus palabras de agradecimiento a toda la industria británica del cine, la joven actriz recordó un suceso traumático que tuvo lugar durante el rodaje de la primera película de la saga Harry Potter. Su hámster Millie murió de forma fulminante y todo el equipo se volcó para que la entonces niña Emma Watson pudiera sobrellevar la pérdida de su mascota.

Los decoradores construyeron un pequeño ataúd, lo forraron con terciopelo y pusieron una placa de plata con su nombre

"Durante el rodaje de la primera película de Harry Potter mi hámster Millie tuvo un ataque al corazón y murió. Los decoradores del set construyeron un pequeño ataúd, lo forraron con terciopelo y pusieron una placa de plata en la parte delantera con el nombre de Millie grabado", recordó la emocinada Watson mientras algunos de los asistentes a la gala que se celebró en el hotel de Beverly Hilton de Los Angeles no podían contener las risas ante la funesta historia de la muerte del roedor de Watson.

"Con todo esto quiero decir que sois gente muy especial para mí y es un gran honor que me concedáis este premio", dijo en recuerdo de toda la industria del cine británico. "Descanse en paz y este premio es para ti, Millie", concluyó Watson dedicando el premio a su difunta mascota.

Tras protagonizar Noé a las órdenes de Darren Aronofsky, a Watson la veremos en Regression, la nueva película de Alejandro Amenábar y en Your Voice in My Head, donde se pondrá a las órdenes de David Yates, director de varias entregas de Harry Potter. Además también será la gran estrella de Colonia dignidad, un drama ambientado en el Chile de Pinochet.