Las brutales imágenes de cuatro mossos d'esquadra agrediendo a un detenido llamado Rubén Pérez el pasado 31 de marzo en la comisaría barcelonesa de Les Corts ya han salido a la luz pública.

Estas agresiones provocaron que los cuatro mossos fueran suspendidos de empleo y que fueran imputados ante la juez.

Cinco minutos de imágenes

A lo largo de cinco minutos se ve toda la secuencia de lo que en principio parece un reconocimiento normal de un detenido, se convierte en una brutal paliza después de que Rubén Pérez se quita la chaqueta, la lanza al suelo y parece encararse con los agentes.

Inmediatamente se lanzan sobre él cuatro agente y lo reducen tras golpearlo y patearlo.

Las imágenes fueron captadas la noche del 31 de marzo en la comisaría de Les Corts por una cámara que los agentes autonómicos no conocían que existía.

Los cuatro mossos y el detenido declararon la semana pasada ante un juez de instrucción en Barcelona.