El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, acordó el viernes procesar a los tres militares estadounidenses implicados en la muerte del cámara de televisión de Tele Cinco, José Couso, quien murió en Bagdad el 8 de abril de 2003 en un ataque de un carro blindado del Ejército de EEUU contra el hotel Palestina.

En el auto de procesamiento, el juez señala que esta acción puede ser constitutiva de un delito de asesinato con alevosía y otro contra la comunidad internacional, que puede ser castigado, este último, con una pena de prisión de entre 10 y 15 años.

Los tres procesados en esta causa son el sargento Thomas Gibson, que iba en el tanque que cometió la acción, el capitán y jefe de la compañía Philip Wolford y el teniente coronel Philip de Camp, jefe de la Unidad.