La banca asume que tendrá que correr menos riesgos en la promoción de viviendas

  • Los bancos tendrán que reinventar la relación con los promotores tras la crisis.
  • Pero seguirán necesitando a los promotores y a inversores internacionales para deshacerse del excedente inmobiliario que acumulan.
  • BBVA reconoce que el crédito a los promotores está actualmente "en mínimos”.
Una nueva promoción de viviendas en la que puede visitarse el piso piloto.
Una nueva promoción de viviendas en la que puede visitarse el piso piloto.
CH. LIZARRALDE

La crisis ha cambiado el negocio inmobiliario o eso cabe esperar. Cambiar algunos comportamientos para no repetir nuevos descalabros. Una relación que debe cambiar es la de los bancos con los promotores de viviendas. Los tiempos en que no se medían los riesgos han pasado.

Directivos de algunos de los principales bancos españoles, entre ellos el Santander, el BBVA y el Sabadell, han reflexionado sobre la relación entre la banca, los inversores internacionales y los promotores en este contexto de incipiente recuperación económica durante una jornada de debate en el salón inmobiliario Barcelona Meeting Point.

La banca española asume que, tras la profunda crisis derivada del estallido de la burbuja inmobiliaria, deberá reinventar la relación con los promotores inmobiliarios y asumir menos riesgos, si bien entiende que seguirá necesitando tanto a los promotores como a los inversores internacionales para deshacerse del excedente inmobiliario que acumula.

El director general del Banco Sabadell, Miguel Montes, ha asegurado que la banca tiene ahora el reto de elegir "bien" a los promotores con los que hace negocios, y ha opinado que al sector inmobiliario español "le sobraban amateur", si bien ha admitido que tampoco era lógico que se pudiera dar un préstamo de calado a un promotor desde una oficina, ya que el responsable de aquella sucursal perdía el interés en otras actividades y buscaba "fidelizar" a dicho promotor.

Por su parte, el director general del área inmobiliaria de BBVA, Agustín Vidal-Aragón, ha reconocido que el crédito a los promotores está actualmente "en mínimos", pero ha comentado que el sector bancario seguirá necesitando a los promotores inmobiliarios "para salir de todo esto", en alusión a la acumulación de activos inmobiliarios por parte de la banca.

Sin embargo, ha subrayado que la relación con los promotores deberá tener unas "bases nuevas", con nuevas "fórmulas de análisis del riesgo", por lo que ha abogado por "reinventar" la relación con los promotores "si no queremos incurrir en errores del pasado".

El director general de la división de recuperaciones y saneamiento de activos del grupo Santander, Remigio Iglesias, ha augurado que los inversores internacionales también acabarán entrando a financiar a los promotores españoles en proyectos de suelo.

También ha intervenido en el debate el consejero delegado de Sareb, Jaime Echegoyen, quien ha recordado que el llamado banco malo trabaja estrechamente con miles de promotores inmobiliarios en toda España que le ayudan a desprenderse de la cartera inmobiliaria que acumula.

Otra conclusión del debate mantenido en este salón inmobiliario es que la banca se muestra optimista respecto a la evolución del sector inmobiliario a pesar de admitir que las reservas de activos en sus manos todavía es ingente.

Asimismo, el directivo del Santander se ha mostrado confiado en que los inversores "oportunistas" que han invertido en el ladrillo español serán sustituidos paulatinamente por inversores a más largo plazo y más adelante por "inversores locales".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento