Multa de 2.500 euros para el pasajero italiano de un avión que bromeó sobre el ébola

  • Las autoridades declararon una alerta de seguridad en el aeropuerto de Dublín.
  • El condenado escribió en un vaso de papel "Cuidado, ébola" para gastarle una broma a su hija.
  • "Soy totalmente consciente de que he cometido un gran error", afirma Roberto Binaschi, de 56 años.
Imagen de un avión de la compañía aérea Aer Lingus.
Imagen de un avión de la compañía aérea Aer Lingus.
ARCHIVO

Un juzgado irlandés ha multado con 2.500 euros a un pasajero que escribió en broma en un vaso de papel "Cuidado, ébola", lo que provocó que las autoridades declarasen este jueves en el aeropuerto de Dublín una alerta de seguridad en un vuelo de la aerolínea Aer Lingus.

El italiano Roberto Binaschi, de 56 años, ha explicado este viernes ante la Corte del Distrito que había escrito ese mensaje en la tapa del vaso para gastarle una broma a su hija, de 23 años, que como su esposa, de 51, le acompañaban en su viaje desde Milán hasta Dublín, donde tiene previsto asistir a una conferencia de negocios.

El vaso acabó en la bolsa de la basura, pero fue rescatado por un miembro de la tripulación, que se acercó después hasta Binaschi para preguntarle si era él el autor del escrito.

Delito de lenguaje abusivo

El ciudadano italiano, que no tiene antecedentes penales, se declaró culpable ante el juez instructor, Anthony Halpin, de un delito relacionado con el uso de un lenguaje abusivo, amenazante o insultante a bordo de un avión, de acuerdo con la Ley de Navegación Aérea y Transporte.

"Dado el miedo actual al ébola, no se me ocurre otro delito más grave que este. Creo que solo podría compararlo con alguien que escribiera en una servilleta 'hay una bomba a bordo del avión'", señaló el magistrado, quien calificó la acción de Binaschi de "broma macabra".

Tras aterrizar en Dublín, la Policía irlandesa (Garda) subió a bordo del aparato de la aerolínea irlandesa Aer Lingus para decretar una alerta de seguridad e investigar este asunto, lo que mantuvo retenidos dentro del aparato durante más de una hora al resto de los 142 pasajeros.

"Nunca en mi vida volveré a abordar con tanta frivolidad asuntos como este en un espacio público. Soy totalmente consciente de que he cometido un gran error," afirmó el acusado.

Binaschi explicó que solo quiso gastarle una broma a su hija "sabiendo la importancia que le da a la limpieza", motivo por el que bebió de su vaso de café, escribió "Cuidado Ébola" y lo puso después delante suyo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento