El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, en referencia a las expectativas de su formación en las próximas elecciones en Castilla-La Mancha, ha asegurado que van a "pelear" para tener peso y presencia en esta región y acabar con las mayorías absolutas.

"Nos han tenido fuera del Parlamento de esta región a pesar de que teníamos votos suficientes para entrar", ha matizado, asegurando mostrarse confiado y deseoso de que esto puede cambiar dado que "la experiencia última es que esas mayorías nos han hecho mucho daño en esta región y si no las hubiera habido, seguramente no habría tantos agujeros como se han creado en la sociedad castellano-manchega".

Según ha manifestado, en la región ha habido una ley electoral que ha sido "terrorífica" y ahora, ha dicho, "la endurecido mucho más el PP", que "es un enemigo de la democracia y de la participación de la ciudadanía, y por eso intentan retorcer las leyes para mantenerse en el poder". "En este caso, cualquier tiempo pasado nunca fue mejor", ha manifestado, recordando a la par que "el sistema electoral aquí nos ha hecho mucho daño y quieren seguir haciéndolo".

Por ello, ha instado a la ciudadanía a analizar la historia en una región en la que el bipartidismo "ha planteado que aquí tenía que ser PP y PSOE", y en la que a su juicio se necesita un cambio de rumbo".

Cayo Lara ha estado acompañado en este encuentro por los coordinadores regional y provincial de IU en Castilla-La Mancha y Guadalajara, Daniel Martínez y José Luis Maximiliano, respectivamente.

De su lado, el coordinador regional ha aprovechado precisamente para reivindicar un nuevo proyecto de región para Castilla-La Mancha, "la única región que sigue siendo bipartidista, más motivo aún para intentar cambiar esa dinámica a partir de mayo". "Si hay una comunidad castigada por los recortes esta es Castilla-La Mancha", un motivo que a juicio de este responsable es suficiente para caminar hacia políticas muy diferentes a las actuales.