La Guardia Civil detuvo el pasado sábado en Benicarló (Castellón) a un hombre de 35 años y nacionalidad española que circulaba con 1,1 kilos de marihuana en el maletero y, tras ser sorprendido utilizando el teléfono móvil mientras conducía, hizo caso omiso a las señales de los agentes y esquivó la acción policial en reiteradas ocasiones.

Según informa el Instituto Armado, agentes que prestaban servicio de Seguridad Ciudadana en la CV-135, en término de Benicarló, observaron a un conductor que utilizaba el teléfono móvil al volante y dieron el alto al vehículo, que ignoró estas indicaciones y siguió su camino.

Tras dar alcance al turismo, los guardias civiles identificaron al conductor y registraron el interior del vehículo, en cuyo maletero hallaron diez paquetes de cogollos de marihuana, etiquetados con distintas variedades de esta planta, que sumaban 1.100 gramos de peso.

Por este motivo, los efectivos de la Guardia Civil de Benicarló le detuvieron como supuesto autor de un delito contra la salud pública.

El detenido, en unión de las diligencias instruidas, ha pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Vinaròs.

Consulta aquí más noticias de Castellón.