La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, ha presentado este jueves a representantes de diversas organizaciones ecologistas como WWF, SEO-Birdlife, Amigos de la Tierra y Ecologistas en Acción, el anteproyecto de Ley andaluza de Cambio Climático.

Serrano, según ha informado la Consejería en un comunicado, ha explicado a los asistentes al encuentro que este anteproyecto, aprobado el pasado mes de septiembre en Consejo de Gobierno, se publicará en los próximos días en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), por lo que a partir de ese momento se iniciará el período pertinente de exposición pública en el que los sectores implicados pueden estudiar la futura norma y realizar sus aportaciones a través de alegaciones.

Andalucía, referente nacional en la lucha contra el cambio climático, fue la primera comunidad autónoma que puso en marcha una estrategia global para abordar las causas y efectos de este fenómeno. Su desarrollo se concretó en el Plan Andaluz de Acción por el Clima, cuyo Programa de Mitigación, que alcanzó con un año de adelanto el objetivo inicial planteado para 2012 de disminuir la emisión de gases de efecto invernadero en un 19 por ciento respecto a 2004. Esa reducción fue del 21 por ciento, lo que supuso 6,11 toneladas de CO2 por habitante y año.

El anteproyecto establece techos de emisiones por periodos de seis años para los distintos sectores que generan este tipo de contaminación difusa, fundamentalmente el agrario, el transporte, el residencial y el comercial e institucional, así como la gestión de residuos, los gases fluorados y aquellas actividades industriales que quedan fuera de la regulación europea.

Estos límites, denominados "presupuestos de carbono", serán revisables por el Consejo de Gobierno en función de los compromisos que puedan adquirirse en el ámbito internacional, de las disminuciones logradas o de los impactos económicos y sociales de las medidas incluidas en la ley.

Para facilitar el cumplimiento de los fines planteados, el anteproyecto incluye, entre otras novedades, la creación de un sistema de compensación de emisiones de efecto invernadero en el sector privado; la regulación de las medidas para incrementar la superficie de los denominados sumideros naturales de CO2 (fundamentalmente espacios forestales que absorben este tipo de contaminación); la obligación de incorporar a la planificación sectorial la consideración del impacto de cambio climático, y la integración de todo el conocimiento científico generado sobre el fenómeno en los centros de investigación andaluces.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.