El nuevo presidente de la Audiencia Provincial de Córdoba, Francisco de Paula Sánchez Zamorano, se marca como reto "luchar" por que el servicio público de la Justicia "mejore" y acoge "con satisfacción y responsabilidad" asumir el cargo, después de que el pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) le haya elegido este jueves.

En declaraciones a Europa Press, el magistrado ha manifestado que para él la elección representa "una mezcla de sentimientos", al aceptar el cargo con el estamento judicial al que va a representar y "sobre todo con la sociedad en general y en particular con la cordobesa, al ser presidente de la Audiencia Provincial de Córdoba, que es mi ciudad y provincia, al ser cordobés de nacimiento, nacido en Carcabuey".

En este sentido, subraya que "el primer objetivo es hacer que el servicio público de la Justicia se preste de la mejor forma posible", aunque apunta que "la capacidad de influencia en la prestación del servicio y en la mejora está ciertamente limitada, porque son muchos los factores, entre ellos los económicos, que no dependen de los jueces".

No obstante, destaca que supone "un reto luchar porque el servicio mejore codo a codo con la sala de gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), con los magistrados y compañeros y con todos los operadores jurídicos, como abogados, procuradores y los decanos". Todo ello, según agrega, para "tratar de arbitrar en cada momento medidas que puedan redundar en un beneficio y mejora del servicio público de la Justicia".

Al respecto, según remarca el nuevo presidente de la Audiencia, "los jueces somos funcionarios que prestamos una labor jurisdiccional de mucha trascendencia en la sociedad y eso no se debe perder de vista nunca".

Tras la elección por el CGPJ, después de que dejara el cargo vacante el anterior titular, Eduardo Baena Ruiz, quien fue nombrado magistrado del Tribunal Supremo (TS), se prevé que Francisco de Paula Sánchez Zamorano tome posesión oficial del cargo en torno al plazo de un mes, una vez que se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Según informa el CGPJ, Sánchez Zamorano, único candidato al puesto, ha obtenido 19 votos a favor y dos en blanco. El nuevo presidente de la Audiencia Provincial de Córdoba es desde diciembre de 2005 presidente de la Sección Tercera de la citada Audiencia cordobesa.

Su trayectoria

En concreto, ingresó en la carrera judicial en 1982, siendo su primer destino judicial el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Pozoblanco (Córdoba). Tras ascender a magistrado en julio de 1984, fue nombrado titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Las Palmas de Gran Canaria. En marzo de 1986 pasó a ocupar la plaza del Juzgado de Instrucción número 2 de Córdoba.

En octubre de 1990 consiguió la plaza de magistrado de la Audiencia Provincial de Córdoba, en su sección tercera, en la que permanece y que preside desde el año 2005.

Ha sido miembro electo de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) entre 1995 y 2000. En el ámbito docente, Sánchez Zamorano ha colaborado como profesor asociado de Derecho Penal en la Universidad de Córdoba. Igualmente ha sido profesor del Instituto Andaluz de Administración Pública y del Instituto Andaluz Interuniversitario de Criminología.

Autor de numerosas ponencias, conferencias y comunicaciones, relacionadas con el derecho penal, ha asistido asimismo a cursos y jornadas de formación tanto a nivel nacional como internacional, destacando su presencia en la Haya (Holanda), con ocasión de una estancia de trabajo organizada por el CGPJ sobre 'Tribunales Penales Internacionales y Eurojust'.

Desde 2010 es miembro de la Ilustre Sociedad Andaluza de Estudios Histórico Jurídicos e igualmente es académico numerario de la Real Academia de Córdoba de Ciencias, Bellas Letras y Nobles artes, en su sección de Ciencias Morales y Políticas.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.