El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Castellón ha reclamado al equipo de gobierno del Partido Popular que dé explicaciones políticas y técnicas de la participación municipal en el proyecto del Centro de Convenciones diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava.

El concejal Joan Morales ha afirmado, en el transcurso del pleno municipal celebrado este jueves, que "el Ayuntamiento de Castellón tiene una responsabilidad política en el proyecto del Centre de Convenciones que hay que aclarar".

Morales ha solicitado al concejal de Urbanismo que comparezca en la próxima Comisión de Desarrollo de la Ciudad con toda la información urbanística del Centro de Convenciones y explique las negociaciones del Ayuntamiento con la Generalitat y Calatrava "sobre los cambios en el programa de necesidades del proyecto y el incremento de la superficie, que encareció el presupuesto y el coste de los honorarios al arquitecto".

El edil socialista considera que "se plantean nuevas dudas sobre el papel del Ayuntamiento tras las declaraciones efectuadas por diversos testigos en las sesiones del juicio que se sigue en la Ciudad de la Justicia de Castellón por el pago de 2,7 millones de euros al arquitecto valenciano, por una obra que nunca se hizo". "El Ayuntamiento de Castellón debe aclarar su papel en este proyecto rocambolesco que tantos perjuicios económicos nos está causando a los ciudadanos", ha indicado.

Según el concejal, "los 2,7 millones de euros que ha derrochado la Generalitat en este proyecto han salido del bolsillo de los castellonenses y solo han servido para el autobombo y la propaganda de Alberto Fabra y su antecesor, Francisco Camps". "Los millones pagados por este proyecto fantasma podían haberse dedicado a mejorar las condiciones de vida de las personas en situación de dependencia", ha añadido.

Morales considera que los 'populares" deberían "pedir perdón" a Castellón "por haber engañado a la ciudad con falsas promesas de inversión, que solo fueron un intento de engañar a los ciudadanos antes de las elecciones, pero fueron engaños políticos que nos han costado mucho dinero y que están proyectando una imagen de Castellón y de la Comunitat Valenciana de descontrol económico, derroche y fantasía política".

Consulta aquí más noticias de Castellón.