La consellera de Eduacción, Cultura y Universidades, Núria Riera, ha revelado este jueves su intención de crear una "mesa de padres" de los alumnos de Baleares para "analizar" diferentes temas que afecten a sus hijos, como el de los comedores escolares o las necesidades especiales de los estudiantes.

Así lo ha indicado durante una comparecencia en el Parlament, donde ha destacado la importancia de "escuchar la voz de las familias". Asimismo, ha insistido en la necesidad de alcanzar un Pacto Educativo para luchar contra el fracaso y abandono escolar y "establecer las líneas estratégicas que se pueden consensuar con las familias".

Riera ha recordado la apuesta del Govern por la introducción de "un tercer idioma" en la educación y ha señalado que los centros que tuvieran elaborado su proyecto lingüístico antes del 24 de septiembre lo deben aplicar, mientras que los que lo tuvieran pendiente, tienen autonomía para hacerlo.

En cualquier caso, ha remarcado que la intención del Ejecutivo es "evitar que haya desigualdad de oportunidades" y ha incidido en las reuniones que está llevando a cabo "para analizar la situación educativa de cada municipio".

Asimismo, la consellera ha anunciado la retirada de amianto de 11 centros educativos de Baleares, la eliminación de las barreras arquitectónicas de otros 24 centros, así como la puesta en marcha de "otras reformas" en una docena de centros más. Toda una serie de actuaciones donde el Govern invertirá 52 millones de euros en el periodo 2011-2015.

Por otro lado, Riera ha defendido la importancia de "dar respuesta a las necesidades formativas de los docentes" y ha señalado su intención de crear un registro de empresas del sector I+D+i para valorar el peso real de este sector en el conjunto de la economía balear.