El presupuesto de la Comunidad Autónoma para 2015 caerá un 2,5% hasta los 6.195,4 millones de euros, casi 158 millones menos que en este ejercicio, según el anteproyecto de ley aprobado este jueves por el Consejo de Gobierno.

En rueda de prensa, el consejero de Economía y Hacienda, Javier González Ortiz, ha señalado que la previsión es que la economía canaria crezca un 2% el próximo año y el paro baje un 2,8% hasta dejar la tasa en el 31,7% —lastrada por el aumento de activos—, con una inflación anual del 0,6%.

El consejero ha advertido como condicionantes negativos para diseñar las cuentas la rebaja del objetivo de estabilidad —se pierden 120 millones de capacidad de endeudamiento— y la pérdida de otros 30 millones por el sistema de financiación autonómica, pero ha valorado la "mejora" de la actividad económica y la disminución de los costes financieros.

En el capítulo de ingresos, ha dicho que los impuestos indirectos subirán un 4,8% hasta los 1.351 millones, mientras que los directos también crecen un 4,3% hasta los 1.178 millones. Ortiz ha valorado también que el gasto social del presupuesto suba un 2,5% pese al descenso generalizado del documento, lo que afectará a otras partidas.

Del total de las cuentas, el 46,8% se destinará a Sanidad y Acción Social; el 24,1% a Educación, y el 7,8% a transferencias destinadas a las corporaciones locales.

Una legislatura "dificilísima"

Ante los periodistas, ha confesado que esta Legislatura ha sido "dificilísima" a la hora de preparar los presupuestos ya que Canarias ha vivido su "peor momento" desde que se constituyó como Comunidad Autónoma, coyuntura a la que tampoco ha ayudado el Estado, que siempre "sorprendía" con nuevos ajustes que dificultaban las cuentas.

De hecho, ha puesto como ejemplo que el presupuesto ha caído en 1.200 millones con respecto al de 2009, y la capacidad de endeudamiento, en unos 1.400 millones, y ha reconocido que en muchas ocasiones, su departamento ha sido "incomprendido" en el seno del Consejo de Gobierno a la hora de distribuir los recursos.

"Ha sido enormemente duro", ha señalado, al tiempo que ha valorado el "esfuerzo" del Ejecutivo por mantener como "prioridades" el mantenimiento de los servicios esenciales y la promoción de actividades económicas para generar empleo.