La asociación Conceyu por Otra Función Pública n'Asturies ha hecho este jueves un llamamiento a las organizaciones sindicales y al conjunto de los trabajadores afectados a que exijan al Gobierno del Principado de Asturias que "deje de jugar con fuego" y ordene el cese inmediato de la actividad en las oficinas públicas del edificio diseñado por Santiago Calatrava en Oviedo.

A través de una nota de prensa, Conceyu ha explicado que la propia Dirección General de Patrimonio ha reconocido en una reciente reunión mantenida con los sindicatos, el pasado 24 de octubre, que las oficinas no están debidamente aisladas contra el fuego.

En esa reunión, han añadido, se dio cuenta de un informe del Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales que verificó que parte del forjado de las consejerías del Gobierno regional no estaba debidamente aisladas.

En una información difundida por la intranet del Principado el sindicato CCOO, se señala que la Dirección General de Patrimonio, ante esa situación, requirió a sus técnicos la elaboración de informes a fin de corregir los defectos detectados y desde principios de septiembre se estarían llevando a cabo las obras en los fines de semana y festivos a fin de no interferir en el servicio de las Consejerías.

Se trata de un edificio en el que se encuentran trabajando más de 400 empleados públicos y en el que se atiende diariamente a un gran número de ciudadanos que gestionan sus trámites en las oficinas ubicadas en esas dependencias de las Consejerías.

Conceyu considera "alarmante" la "omisión total y absoluta" de las medidas imprescindibles para "proteger la integridad física de los trabajadores y de los usuarios del edificio ante el riesgo de un incendio".

Consulta aquí más noticias de Asturias.