El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Lucena (Córdoba) prevé tomar declaración este viernes al alcalde de la localidad cordobesa de Encinas Reales, Juan Víctor Prieto (PP), en calidad de imputado por la supuesta comisión de un delito de malversación, después de que el PSOE advirtiera al fiscal sobre las obras en la Casa de la Cultura del municipio.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), al tiempo que destacan que el regidor está llamado a declarar para explicar su versión de los hechos, en los que hasta ahora no hay ninguna persona más imputada.

En concreto, en el mes de julio, la Fiscalía Provincial de Córdoba envió las actuaciones a la autoridad judicial tras apreciar indicios de delito, por lo que ahora es el juez instructor quien ha iniciado una investigación para aclarar las presuntas implicaciones penales.

Fue en noviembre del año pasado cuando el exalcalde y actual portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento encinarrealeño, Gabriel González, presentó ante la acusación pública su denuncia. Tras estudiar el caso, el fiscal lo remitió al juez decano de Lucena.

En este sentido, el PSOE acusa al actual regidor de falsear supuestamente documentación relativa a 291.000 euros correspondientes al Programa de Fomento de Empleo Agrario (PFEA), que deberían haber tenido como destino culminar las obras de la Casa de la Cultura.

Según el PSOE, se ignora qué se habría hecho con el dinero del PFEA programado para tal proyecto, pues dichas obras "se habrían financiado a través del proyecto de los Planes Provinciales de la Diputación".

Las obras arrancaron en 2009 en el solar del antiguo mercado de abastos mediante un taller de empleo financiado por la Junta de Andalucía, que llevó a cabo la cimentación, la estructura y algunos cerramientos. Todo ello en base al proyecto municipal aprobado por el Pleno, con González como alcalde.

En 2010, el Pleno acordó incluir otra fase en el Plan Plurianual de Inversiones Locales para el cuatrienio 2008-2011 de la Diputación de Córdoba, con un presupuesto de 383.015 euros, mientras que el Ayuntamiento aportó 57.452 euros. Con esta segunda fase, se terminaría la planta baja totalmente y se acometería parte de la primera planta, hasta agotar presupuesto y, de hecho, la Diputación licitó y adjudicó en 2011 las obras de esta segunda fase de la Casa de la Cultura por 311.643.

Dado que con estas obras, que concluyeron en 2012, no llegó a acabarse la Casa de la Cultura, el Ayuntamiento —con objeto de terminar la construcción— decidió acogerse al Programa de Fomento del Empleo Agrario (PFEA). El juez deberá aclarar ahora, como cuestionó el exalcalde socialista en su denuncia, si el dinero de esta última subvención habría servido para financiar la misma actuación que los planes provinciales.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.