La concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada Jemi Sánchez ha criticado la gestión del equipo de gobierno, del PP, para la aplicación del decreto de inclusión social de la Junta, que "ha puesto en manos del Ayuntamiento 811.298 euros para contratar a granadinos en riesgo de exclusión".

La socialista destaca que se han presentado más de 3.500 solicitudes para participar en este plan, frente a las 700 de 2013, "pero el desmantelamiento de los Servicios Sociales municipales implantado por el PP ha provocado una saturación ante la avalancha de solicitudes".

La edil explica que los fondos de este plan salen de Gobierno andaluz, pero "son los ayuntamiento los encargados de organizar sus servicios para cumplir con los objetivos del decreto".

En este sentido ha reprochado al edil de Bienestar Social, Fernando Egea, que haya "optado por agotar los plazos, no dar publicidad y reventar los Servicios Sociales, en una clara decisión política del PP que en nada beneficia a los granadinos que peor lo están pasando y a lo cuales estos empleos son de gran ayuda".

Sánchez ha puesto como ejemplo al Ayuntamiento de Motril, que "ha puesto trabajadores sociales de refuerzo para realizar los informes de los decretos de la Junta de Andalucía. Mientras esto pasa, en el Ayuntamiento de Granada se pasan la pelota de una concejalía a otra, y la única respuesta que nos dan, a nosotros y a los 3.500 solicitantes, es que llamen la semana que viene", ha lamentado.

Para la edil, desde el equipo de gobierno del PP "se está aplicando una receta muy clara para cargarse los Servicios Sociales de nuestra ciudad. No hacer nada, dejarlo todo para el último momento y saturarlos de forma desproporcionada".

Consulta aquí más noticias de Granada.