El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número cuatro de Córdoba ha resuelto que el exalcalde socialista de Encinas Reales, Gabriel González Barco, al igual que el resto de ediles de la anterior Corporación municipal, no tendrá que devolver, como pretendía el actual gobierno local del PP, las dietas que percibió en ejercicio de su cargo durante el pasado mandato.

Así se desprende de la sentencia emitida por dicho juzgado, a la que ha accedido Europa Press, que solo ha estimado "parcialmente" el recurso planteado por el Ayuntamiento de Encinas Reales, en cuanto a la declaración de lesividad que pretendía de todos los actos de reconocimiento y liquidación de dietas cobradas, supuestamente de manera irregular, por parte de funcionarios y empleados municipales y por parte de cargos electos de la anterior Corporación, por un total de 22.206 euros, 12.510 de ellos por González.

Sin embargo, la sentencia, contra la que no cabe recurso, establece que solo cabe anular "los actos de pago correspondientes a 15 dietas enteras", cobradas por un funcionario municipal, mientras que en lo referido a las dietas percibidas por empleados del Consistorio con motivo de desplazamientos para asistir a cursos de formación, el juez ha considerado que en esos casos "procede únicamente el abono de media dieta".

Finalmente, en el caso de las dietas percibidas por el exalcalde y resto de concejales de la anterior Corporación, la sentencia desestima la declaración de lesividad pretendida por el actual gobierno municipal del PP, al entender que no hay "datos para concretar la ausencia de requisitos para su devengo".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.