El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se ha mostrado este jueves muy crítico ante quienes le sitúan en las negociaciones para la concesión de los Baños del Carmen, dejando claro que "la Administración local no puede entrar en los negocios privados". Por tanto, ha acusado a los grupos de la oposición, PSOE e IU, de "tener ganas de convertir en problema lo que no es problema y de querer crear escándalo donde no hay más que normalidad".

"Yo me entero por la prensa de que hay unos nuevos concesionarios", ha asegurado, especificando, de todos modos, que "no tengo por qué enterarme de otra manera porque nadie tiene que comunicarme a mí nada, ni los que venden ni los que compran".

Más aún, ante la presencia en la nueva empresa concesionaria de los Baños del Carmen de exediles del PP, ha afirmado que "nos es indiferente quién preside la sociedad concesionaria, sean accionistas Acha y Vera o Gámez, Zorrilla, Caneda o Ramos, qué más nos da, es un tema entre privados", ha declarado, agregando que "nosotros no somos quienes hacemos la concesión; son la Junta y el Gobierno quienes tienen las competencias".

En este punto, ha insistido en que es la Administración autonómica la que tiene que determinar si la transmisión de las acciones llevada a cabo "es correcta o no", y en que el Ayuntamiento no tiene ninguna competencia, únicamente, ha precisado, "velar para que los proyectos, tanto en zona terrestre como marítima, se desarrollen de la mejor forma posible y se defienda el interés público".

De la Torre ha tachado de "absoluta invención" que le sitúen como interlocutor en esa negociación, preguntándose si "alguna persona de Málaga me necesita para que haya un negocio jurídico entre ellos; es que soy yo representante de Vera y Acha, me han facultado para en su nombre vender las acciones". "Cómo se atreve Eduardo Zorrilla —portavoz municipal de IU— a pensar siquiera eso", ha cuestionado.

Sobre los cambios en su posicionamiento en el proyecto de regeneración de este emblemático enclave de la ciudad, ha dicho que responden a las mismas fases por las que ha pasado esta actuación, antes y después de la crisis económica.

MOCIONES

Al respecto, durante el debate del pleno ordinario el equipo de gobierno del Partido Popular ha rechazado sendas iniciativas del PSOE y de IU relativas al antiguo balneario.

En el caso concreto de la coalición, exigía, precisamente, "total transparencia" en la negociación de las administraciones con los nuevos concesionarios para "acallar así las sospechas de trato de favor y descartar cualquier atisbo de existencia de relaciones privilegiadas".

También se ha opuesto el equipo de gobierno, que sí ha apostado por la preservación de los Baños del Carmen como un espacio público, a que el Ayuntamiento apoye el proyecto de regeneración a cargo del Ministerio de Medio Ambiente y que pida mayor financiación para esta actuación en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2015.

La concejala de Izquierda Unida Ana García Sempere ha criticado los "vaivenes" de De la Torre en este asunto, recordando que "son miles los malagueños que han reclamado la rehabilitación de este espacio y su uso público".

"Basta de reírse de la ciudadanía y de jugar a la opacidad", ha reclamado García Sempere, sobre todo ante la posibilidad de que "el Ayuntamiento de Málaga esté beneficiando a exconcejales del PP".

La portavoz socialista, María Gámez, ha lamentado, por su parte, que sea "la enésima vez que se hable de los Baños del Carmen" y que, pese a todo este tiempo, en lugar de avanzar, "se haya pasado de una mala situación a otra peor".

"La gestión no ha podido ser más tortuosa y vergonzante por parte del equipo de gobierno", según Gámez, precisando que en sólo un año De la Torre haya mostrado "hasta siete" posturas diferentes. "Le parece bien todo menos que los Baños del Carmen sean arreglados y que haya presupuestos públicos", ha alertado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.