El PSIB-PSOE ha asegurado este jueves que, a pesar de la congelación del IBI para 2014 de la que "presume" el Ayuntamiento de Palma, la recaudación se ha incrementado un 25,8 por ciento.

Según ha explicado el concejal socialista Andreu Alcover, la recaudación por IBI durante el Gobierno de Mateo Isern ha aumentado una media del 25,8 por ciento entre 2011 y 2013.

De esta manera, si en 2011, Cort recaudó 75,7 millones de euros en concepto de los Impuestos sobre Bienes Inmuebles de Naturaleza Urbana y Rústica; en 2013, la cifra subió hasta 95,2 millones de euros, que supone un incremento de 19,5 millones de euros que tenido que pagar los ciudadanos.

"No quiero entrar en una guerra de cifras, para demostrar la subida del IBI basta que cada ciudadano compruebe su recibo", ha explicado Alcover, quien ha añadido que la congelación que este jueves aprueba el consistorio para 2014 es "insuficiente". "Queda probado que para gobernar se necesita más que una sonrisa. Isern prometió que no subiría impuestos y lo ha hecho", ha apuntado.

El PSIB ha presentado diversas alegaciones al IBI para conseguir un retorno social de los impuestos que ahora se aprueban. Las principales medidas son la exención IBI en caso de desahucios y que los parados puedan aplazar y/o fraccionar el IBI hasta un máximo de dos años.

Además, ha reclamado bonificaciones en las tasas e impuestos municipales a las empresas turísticas que prolonguen la temporada y mantengan sus plantillas no contratadas como mínimo nueve meses al año, la recuperación de la bonificación por el pago a la carta, y el pago del IBI para los bienes inmuebles de la iglesia católica y otras confesiones religiosas no destinados al culto ni a fines sociales.