El Tribunal Supremo ha condenado a tres años, seis meses y un día de cárcel, cinco meses más de los impuestos en su día por la Audiencia leonesa, a un exdirector de la sucursal de Banesto en Carracedelo (León), L.M.G, por un delito continuado de apropiación indebida.

La sentencia recoge como hechos probados que el condenado, "aprovechándose de las ventajas del cargo y durante un periodo de unos cinco meses comprendido entre mayo y septiembre de 2004", realizó "reintegros de cuentas corrientes de clientes de su sucursal sin conocimiento ni consentimiento de éstos".

Dichos reintegros se hicieron "con ánimo de obtener un beneficio patrimonial y en perjuicio de la entidad bancaria para la que trabajaba".

En total, el acusado sustrato la cantidad total de 303.300 euros que después fueron reintegrados por Banesto a sus clientes, "resultando por ello la entidad bancaria perjudicada en la cantidad total de 303.300 euros".

Por todo ello, la Audiencia Provincial de León condenó a L.M.G. como autor responsable de un delito continuado de apropiación indebida y le puso una pena de tres años y un mes de prisión.

Ahora, una sentencia del Tribunal Supremo ha elevado la pena de privación de libertad a tres años, seis meses y un día porque considera que la anterior sentencia no se ajustaba a las penas por dichos delitos.

Sin embargo, el fallo del Alto Tribunal ratifica la indemnización "en concepto de responsabilidad civil", en la cantidad de 303.300 euros en favor de la entidad bancaria perjudicada.

Consulta aquí más noticias de León.