El presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, ha asegurado este jueves que es "imposible" que el cien por cien de los trabajadores de la Planta de Tratamiento de Villarrasa, de la que es responsable el ente provincial, sea del municipio, sin embargo ha remarcado que "más del 90 por ciento del personal es de la localidad".

En rueda de prensa para presentar las propuestas de las Medallas de Oro de la provincia, y preguntado por este asunto, Caraballo ha hecho hincapié en que "la Diputación no puede exigir a la empresa que el cien por cien de los trabajadores sea de la localidad".

"Nos gustaría, pero no es posible porque no se puede poner en el pliego de condiciones y no es constitucional", ha enfatizado Caraballo, quien ha remarcado que la Diputación "servirá de intermediario con la empresa".

Preguntado por posibles problemas medioambientales en la planta, el presidente de la Diputación asegura que no tiene constancia sobre esta cuestión, que pone "en cuarentena".

Consulta aquí más noticias de Huelva.