La Associació de Floristes i Jardiners de PIMEM, presidida por Manela Campos, prevé para esta campaña de Todos los Santos unas ventas similares a las del pasado año, con un gasto medio de 18 euros.

Aunque para las floristerías el día fuerte de la campaña será mañana viernes, día 31, estos establecimientos especializados abrieron el pasado sábado y domingo desde las 9.00 de la mañana a las 21.00 horas para facilitar las compras y evitar aglomeraciones de última hora, aunque ya desde el viernes empezaron a recibir encargos.

"Tenemos dos tipos de clientes, los previsores que prefieren arreglar las tumbas un día antes, escoger con tiempo el ramo y mañana ya poner las flores; y los que esperan al último día, el día 1, y no miran tanto el precio sino que escogen más en función de lo que les gusta", ha destacado Campos.

También los precios, dice Campos, no han sufrido incremento alguno desde hace cinco años, "asumiendo la floristería los aumentos tributarios y demás costes que ellos sí han sufrido, entre ellos, la subida del IVA del 8 al 21 por ciento".

Por último, la presidenta de Floristas ha reclamado de las autoridades pertinentes un control de los comercios chinos, en los que se venden plantas naturales sin contar con un epígrafe que se lo permita, y ofreciendo un producto de dudosa procedencia y con un coste muy inferior al que han de pagar las floristerías por ellas.