El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha asegurado que sería "incomprensible" que se ponga "palos en las ruedas" a Kutxabank, teniendo en cuenta que es "la entidad bancaria más solvente" en el Estado español, y ha añadido que hay "mucha seguridad jurídica" para "esperar que el Banco de España acepte las alegaciones" que sus responsables van a presentar a la circular sobre nuevas fundaciones bancarias.

En una entrevista concedida a Onda Cero, recogida por Europa Press, Ortuzar se ha mostrado "optimista" ante el futuro de la entidad vasca después de que los 'test de estrés' hechos públicos el pasado fin de semana situaran a Kutxabank "en el top 15 del ámbito europeo", un resultado que sirve "para enorgullecernos y para tapar alguna boca". En este sentido, ha lamentado que "se han escuchado muchas tonterías" durante los procesos de transformación de las cajas en fundaciones bancarias.

En relación a la circular del Banco De España sobre la regulación de las nuevas entidades provenientes de las antiguas cajas, Ortuzar ha asegurado que, por lo que ha podido "pulsar" en las cajas, hay "mucha seguridad jurídica, mucha solvencia en la posición en la que se mueven" tanto Kutxabank, como BBK, Kutxa y Vital, para "esperar que el Banco de España acepte las alegaciones que se le van a presentar"

"Y que Kutxabank y las tres fundaciones bancarias que controlan su capital puedan seguir funcionando y puedan seguir siendo un instrumento vasco, al servicio de este país, al serviicio de su obra social, industrialización, economía", ha añadido.

A su entender, "sería incomprensible, una paradoja tremenda, que a la entidad más solvente bancaria del Estado y a sus dueños se les pongan palos en las ruedas en este momento por una legislación que nosotros creemos está pensada más para aquellos que hicieron mal las cosas y no para las que lo han hecho bien".

Sin privatizaciones

En relación a la posible entrada de capital privado en la entidad, ha señalado que "la vía de ampliación lo dirá el tiempo cuál va a ser" y ha subrayado que "la clave es dónde va a estar la capacidad de control y de decisión". Según ha insistido, "ahí no va a haber privatizaciones", sino que "va a seguir estando en Euskadi y en manos de las fundaciones bancarias".

De este modo, ha señalado que no se puede descartar que "haya acuerdos con otros bancos, tomas de participación cruzada", pero "eso no es privatizarse, es crecer, tener abierto el negocio bancario a otras opciones y mejorar". "Crecer sí, pero la decisión y el control en manos vascas, de las fundaciones bancarias", ha insistido

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.