La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Jaén ha juzgado este jueves a un hombre, identificado como A.M.M., al que la Fiscalía considera autor de un delito contra la salud pública que habría cometido al vender droga 'al menudeo', es decir, en pequeñas cantidades, en un piso de la calle Martínez Molina de la capital jiennense, y para el que solicita una condena de dos años y dos meses de cárcel.

El juicio se ha celebrado por la mañana y ha quedado visto para sentencia después de que la Fiscalía haya elevado a definitiva la citada petición de condena, que se ve modulada por una atenuante específica de "menor importancia" del hecho, prevista en el artículo 368 del Código Penal.

En el transcurso de la vista han declarado tanto el acusado como agentes de la Policía que participaron en el operativo que detuvo al procesado en 2012 por estos hechos, así como un testigo que ha declarado por videoconferencia que compró droga en un piso de la calle Martínez Molina, pero a cuyo testimonio no ha dado validez el abogado de la defensa, que lo ha culpado de "mentir" y ha solicitado la libre absolución para su cliente.

El letrado ha justificado esta petición porque aprecia "contradicciones" en el procedimiento y "así no se puede condenar" a una persona, según ha enfatizado en su turno final de palabra. Frente a ello, el Ministerio Público ha dado por "acreditado" a la vista de cómo ha discurrido el juicio, de las declaraciones de los policías y del aludido testigo, que el encartado se dedicó "a la venta de droga en pequeñas cantidades".

Aunque el acusado no ha reconocido tal extremo en su "legítimo derecho" a ello, según ha apostillado el fiscal, éste ha elevado a definitiva su calificación de los hechos, en la que se recoge que "al menos desde finales de 2011 y comienzos de 2012" el procesado se dedicó a ello "desde su domicilio, sito en la calle Martínez Molina".

En el marco de la investigación que ha desembocado en este juicio la Policía registró la referida vivienda de la capital al amparo de una orden judicial e intervino entonces "efectos destinados al tráfico de droga o fruto de esto", como "dos básculas de precisión, 29 recortes de papel plateado, 3.895 euros" y dosis de cocaína con un valor total de 30 euros, cantidad a la que precisamente asciende la multa que solicita la Fiscalía para el acusado, al margen de la pena de dos años y dos meses de cárcel.

Consulta aquí más noticias de Jaén.