La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía ha iniciado la licitación, con un presupuesto de 120,5 millones de euros, de todos los contratos para la conservación integral de los más de 10.800 kilómetros de su red de carreteras autonómicas.

Esta renovación de los contratos de mantenimiento, con una duración de dos años a partir de su adjudicación, da cobertura a la conservación permanente de toda la red durante los años 2015 y 2016, según ha señalado la consejera en comisión parlamentaria.

Los mismos se suman a otros ya adjudicados por la Consejería del ramo durante el primer semestre de este año con un presupuesto de 18 millones y que incluyen actuaciones como el refuerzo del firme, podas en medianas y control de maleza, mejora de la señalización y pintado de marcas viales a lo largo de toda la red.

El impulso a todas estas actuaciones, que suman un importe global de 138,5 millones, responde al carácter prioritario que otorga la Consejería a la conservación, el mantenimiento y la seguridad vial.

El montante asignado a cada provincia para las tareas de conservación integral se establece en función del número de kilómetros existentes. Para Almería se ha fijado un presupuesto de 13,24 millones para el mantenimiento de 864 kilómetros; para Cádiz se ha establecido una cuantía de 13,77 millones para 1.065 kilómetros, y para Córdoba, el importe de los contratos se establece en 17,26 millones para un total de 1.788 kilómetros;

Asimismo, a Granada se destinan 17,9 millones para los centros encargados de mantener los 1.688 kilómetros que se localizan en la provincia; a Huelva se asignan 10,47 millones para 780 kilómetros; en Jaén se aplica un montante de 13,65 millones para 1.491 kilómetros; en Málaga la cuantía asciende a 12,75 millones para 1.281 kilómetros, y en Sevilla se dedican 21,48 millones para sus 1.942 kilómetros.

La renovación de los contratos de conservación integral se hace por fases. La Consejería de Fomento y Vivienda ha licitado en agosto el primer paquete y lo hará con los restantes antes de que finalice el año.

Los concursos públicos son de carácter provincial y dividen la red viaria en 35 áreas, el número de centros de conservación que coordinan estas operaciones. Desde estos 35 centros de conservación integral se trabaja para favorecer la vialidad, garantizar la seguridad y velar por el mantenimiento y mejora de las carreteras.

Las labores de conservación y vigilancia están garantizadas durante 24 horas todos los días del año, gracias a la disponibilidad de personal y maquinaria de retén en las horas no laborables, de forma que la atención al usuario que lo precise y la actuación que sea necesaria ante cualquier emergencia (accidentes, condiciones climáticas adversas) estén siempre garantizadas.

Estos centros de conservación prestan un servicio permanente de prevención y vigilancia, reposición y mantenimiento de barreras, señales y marcas viales, limpieza de cunetas, pasos y conducciones, siegas o desbroces y mantenimiento de drenajes para evacuación de la calzada.

Contratos adjudicados en el primer semestre

Además de la inminente renovación de los contratos para el mantenimiento a través de los 35 centros integrales de conservación, la Consejería de Fomento y Vivienda ha adjudicado en el primer semestre de 2014 un lote de concursos públicos, con una inversión asociada de 18 millones de euros, que implican el desarrollo de actividades relacionadas con el refuerzo del firme, podas en medianas y control de maleza, mejora de la señalización y pintado de marcas viales a lo largo de toda la red viaria autonómica.

Estas tareas, que ya han comenzado a ejecutarse y se prolongarán hasta 2016, se desarrollan en vías de gran capacidad y de carácter convencional, es decir, aquellas que soportan mayor densidad de tráfico y aglutinan los desplazamientos de largo y medio recorrido. El objetivo es garantizar también la seguridad vial y facilitar la conducción a los usuarios en condiciones óptimas.

Para la renovación del firme, la Consejería destinará 8,85 millones de euros y los trabajos que se ejecutarán contemplan la reparación del pavimento deteriorado, la eliminación de socavones, el sellado de grietas en el firme o la corrección de baches.

Todas estas labores concluirán, en cualquier caso, con la ejecución de preseñalización y posterior pintado de las marcas viales. De acuerdo con las tareas a desempeñar, y siempre en los tramos que así lo precisen, se repondrá o reforzará el balizamiento mediante la colocación de las señales luminosas conocidas como ojos de gato y se instalarán marcas sonoras sobre el pavimento para advertir de la necesidad de moderar la velocidad en aproximaciones a glorietas u otros puntos de la vía.

La actuaciones en vegetación en medianas, que suponen un montante de 1,42 millones de euros, incluyen operaciones de poda de seto arbustivo con el fin de aumentar la visibilidad del trazado, de las señales verticales y de los elementos de balizamiento, incrementando con ello las condiciones de seguridad vial en la conducción; mantener el buen estado sanitario de las plantas, lo que contribuye a prevenir los posibles ataques de plagas; evitar los daños a vehículos; y agilizar la labor de los equipos de conservación.

El control de maleza, con una asignación de 4,22 millones de euros, consiste en la eliminación de las especies herbáceas en los márgenes y zonas de dominio público de la carretera. Para la renovación de la señalización se destinan 3,51 millones, que se emplean en el repintado de marcas viales y señales horizontales sobre el pavimento, así como en la reposición de señales de tráfico verticales, barreras de seguridad, cartelería y paneles direccionales.

Gestión de la conservación en andalucía

La conservación integral y permanente de carreteras en la comunidad andaluza se lleva a cabo a través de 35 centros de conservación integral y de 25 parques operativos de control para atender los más de 10.800 kilómetros de la red de carreteras autonómicas de Andalucía. En los centros integrales prestan servicio 719 trabajadores; en los parqueos operativos, 226. En conjunto, son 945 trabajadores.

Las funciones que se realizan desde ambos tipos de centro son complementarias. Los centros de conservación integral desempeñan funciones más relacionadas con el carácter preventivo de la conservación y actuaciones de mantenimiento; y desde los parques operacionales se realizan labores de explotación, como son la vigilancia e inspección. Si es necesario, los parques de operaciones de las delegaciones pueden prestar su apoyo a los centros integrales en las labores de conservación con el fin de ofrecer el mejor servicio, sobre todo en las situaciones de emergencia.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.