Los impuestos municipales bajarán en 2015. Así lo ratificado la concejal de Economía y Hacienda, Isabel Martínez Conesa, esta mañana en el Pleno de la Corporación, donde se han aprobado unas Ordenanzas Fiscales para 2015, que estarán basadas en la reducción de los impuestos y la ampliación de las bonificaciones para crear empleo en el municipio. Las Ordenanzas Fiscales entrarán en vigor el próximo 1 de enero de 2015.

Si en el ejercicio anterior se congelaron prácticamente todos los tributos, el próximo año el Ayuntamiento dará un paso más con la reducción efectiva de la carga impositiva, trasladando a los ciudadanos los beneficios de una gestión económica eficaz, ha señalado la edil.

Esta disminución de los tributos municipales no afectará a la estabilidad presupuestaria del Ayuntamiento de Murcia y es posible llevarla a cabo como consecuencia de la mejoría experimentada en la actividad económica en el municipio a lo largo de 2014.

"Todas las medidas propuestas se traducen en un ahorro efectivo para los murcianos de 5 millones euros y de una reducción de la carga fiscal, derivado de la bajada de tributos, y de la aplicación de nuevas bonificaciones fiscales", ha añadido.

De esta forma, los propietarios de inmuebles pagarán en 2015 menos euros en el recibo del IBI de lo que abonaron en 2014 y 2013, gracias a la reducción del 12,5 por ciento en el tipo de gravamen, que queda establecido en el 0.6552, situándose en niveles de 1992. Asimismo, bajará un 5 por ciento el IAE y se incorporarán nuevas bonificaciones fiscales para el fomento del empleo.

Los demás impuestos municipales -vehículos, ICIO y Plusvalía-, las tasas y precios no alteran sus tipos impositivos, que permanecen congelados en 2015, según han informado fuentes municipales.

Apoyo a familias y empresas

Una de las novedades fundamentales de la política fiscal del próximo año será la ampliación de las medidas de apoyo a familias y empresas y el mantenimiento de las vigentes.

Medidas de apoyo a comercios y empresas como la bonificación de hasta el 80% de la cuota íntegra del IBI donde se desarrollen actividades económicas que sean declaradas de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias sociales, culturales, histórico artísticas o de fomento del empleo que justifiquen tal declaración, siempre que el propietario del inmueble sea también el titular de la actividad.

Según indican las mismas fuentes, debe solicitarse antes del 31 de enero. El importe máximo de la bonificación puede llegar hasta el 20 por ciento de los costes salariales del incremento de la plantilla.

Otra medida es la reducción del 5% en los coeficientes de situación del IAE, la ampliación de la bonificación por creación de empleo, del 5 al 50%, incluyendo nuevos tramos, la bonificación del 50% por inicio de actividad, la exención a Pymes y autónomos que facturen menos de 1 millón, bonificación del 95% de la cuota del IAE a cooperativas y el 50 por ciento de bonificación de la licencia de actividades por el inicio de actividad.

Las medidas de apoyo a familias y pensionistas pasan por hasta 90 por ciento de bonificación a familias numerosas en el IBI, bonificaciones del 95% de Plusvalía cuando se trata de vivienda habitual, de hasta el 90% en instalaciones deportivas y del 75 por ciento a pensionistas y jubilados en instalaciones deportivas.

Así como del 25 y 20 por ciento de bonificación a usuarios de Tarjeta Joven y menores de 15 años, respectivamente, cuota cero en la tasa del agua para familias con ingresos menores al SMI, bonificaciones de hasta el 100% en autobuses urbanos y tranvía para familias y pensionistas y bonificaciones para estudiantes por el uso del transporte público.

La exención del Impuesto de Vehículos como medida de apoyo a discapacitados, el 75% de bonificación en instalaciones deportivas y una bonificación del 50 por ciento del ICIO en el acondicionamiento de viviendas.

Como compromiso con el medio ambiente, el Ayuntamiento cuenta con una bonificación del 10 al 50 por ciento en el IAE por la implantación de energías renovables, del 30% en el Impuesto de Vehículos a los de motor eléctrico y del 50 por ciento de bonificación del ICIO en la instalación de sistemas de aprovechamiento térmico.

Por otra parte, se mantienen las bonificaciones fiscales en vigor en el IBI, IAE, Vehículos, Plusvalía, ICIO, tasas y precios públicos, que en 2015 permitirán un ahorro de 29 millones de euros. De igual modo, los murcianos podrán diseñarse su plan personalizado de pagos que permite a los contribuyentes ajustar el calendario fiscal a su medida.

Consulta aquí más noticias de Murcia.