Vecinos de Santander han intervenido este jueves en el Pleno del Ayuntamiento, una vez finalizada la sesión y debatidos todos los puntos del orden del día, en defensa de la senda costera y de Amparo Pérez, la vecina de 86 años expropiada por el vial de la S-20 a Los Castros.

Así, una portavoz de la Asamblea en defensa de la Senda Costera ha mostrado el rechazo ciudadano al proyecto que se acomete entre el Faro de Cabo Mayor y la Virgen del Mar, y ha pedido que se revierta la "agresión" que ha sufrido la costa con esta actuación. El proyecto, que ha tachado de "desastre", deriva de una "nefasta gestión" e implica un "riesgo de accidentes que antes no existía".

"La costa no es un negocio, ni su cinta para cortar en elecciones", ha expresado la mujer. También ha tomado la palabra Marcos, el nieto de Amparo, que ha opinado que su abuela pierde su casa por una "falacia", por la construcción de un "vial inútil", y ha llamado a la ciudadanía a que no dejen que "avasallen a un ser humano en la recta final de su vida".

Senda costera

La representante de la Asamblea en defensa de la Senda Costera ha exigido ante los dirigentes municipales que "reviertan" el "daño" provocado a la costa —"es su obligación", ha recordado— con el proyecto "antes de que se deteriore más". "Estamos dispuestos a reconocer que nadie es perfecto y a aplaudir la reversión", ha manifestado.

Así, desde este colectivo ofrecen su "colaboración", "trabajo" e "ideas" para "intentar subsanar el atropello a nuestra costa", que es "la costa de todos". "Les invitamos a decidir ser parte de este pueblo", ha agregado la mujer.

Y tras recordar que no se ha celebrado "ni una sola reunión" de asociaciones de vecinos para posicionarse sobre el asunto, la portavoz del colectivo ciudadano ha destacado la "marea humana dispuesta a parar la agresión que está sufriendo nuestra costa". De igual modo, ha añadido, están dispuestos a "hacer repercusión emocional y territorial de lo hecho hasta el momento" y a "trasladar su repercusión en las urnas".

Desde la asamblea consideran "grave" el hecho de "planificar el territorio olvidando que tiene dueño", y recuerdan que ese "dueño" ha delegado en los dirigentes públicos para que "gestionen su patrimonio sin deteriorarlo", al tiempo que contribuye a "pagar los sueldos" de esos cargos y de los técnicos que les asesoran, incluidos los responsables del Ministerio de Medio Ambiente y la Dirección de Costas "causantes de esta agresión".

Por todo lo anterior, y después de enfatizar que son los ciudadanos quienes "hemos llorado contemplando el resultado del proyecto y la nefasta gestión" de la senda costera, desde la Asamblea han pedido que se retire el vallado, que se respeten las paredes secas, que se recupere el "destrozo" del Panteón del Inglés y que se quiten "estructuras superfluas y sin sentido".

AMPARO

Por su parte, el nieto de Amparo Pérez —de 86 años y que también estaba presente en el Pleno— ha lamentado que su abuela —la "única afectada" por la conexión de la S-20 con los Castros— pierda su casa por una "falacia", como la construcción de un "vial inútil" o un "trayecto innecesario", ante lo que ha reclamado el apoyo ciudadano. "No podemos dejar que avasallen a sur humano en la recta final de su vida", ha sentenciado.

En su intervención tras el Pleno, Marco ha criticado al alcalde, Iñigo de la Serna, porque según ha dicho "quiere echar" a su abuela de su casa por "intereses espúreos" y "dejarla en la calle". También le ha afeado que la "insulte", "pagando 79.000 euros -ha indicado- por una casa que vale mucho más", en términos de "dinero y otras cosas".

Al hilo de esto último, el joven ha comentado que su abuela —que nació poco antes de la crisis del 29 y que vive ahora "otra crisis" pero con las "fuerzas mermadas"— construyó junto a su marido, que falleció en 1996, la casa donde vive, en la Vaguada de Las Llamas, que es "su castillo".

Y todo estaba "tranquilo" hasta que "se cruzó Usted", ha recriminado el nieto al alcalde, al que ha afeado que se ofrezca a la mujer un piso de "40 metros cuadrados" y "fuera de la zona donde vivió". Pero su abuela, que ha "trabajado toda la vida para tener algo", "se plantó y dijo no", ha valorado Marcos.

"Amparo somos todos. Su lucha es nuestra lucha. No podemos dejar que avasallen a un ser humano en la recta final de su vida", ha reivindicado el nieto, que ha llamado a los ciudadanos a participar en la próxima convocatoria en defensa de su abuela.

"Amparo se queda", ha sentenciado para finalizar, añadiendo que "si se va, no hay seguridad" y "todos nos quedamos sin derechos". "Somos muchos los que queremos vivir en paz, con nuestras miserias, con nuestra penuria, con un no rotundo como el que ella dijo. Ante la indignidad de los vendidos, la unión hace la fuerza. Amparo se queda", ha finalizado Marcos, que ha estado acompañado, además de por su abuela, por otros miembros de la Plataforma #AmparoSeQueda y que han abandonado el salón de plenos al grito de "¡Amparo se queda!".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.