La delegada de Educación, Cultura y Deporte de la Junta en Almería, Isabel Arévalo, ha condenado este jueves la agresión sufrida por el director del IES Cruz de Caravaca de la capital supuestamente por parte del padre de un alumno, al que la Administración autonómica ha ofrecido la posibilidad de cambiar de centro si su familia lo reclama.

En declaraciones a los periodistas tras participar en un acto en la Subdelegación de Gobierno, Arévalo ha valorado el protocolo de actuación activado desde la Delegación, mediante el que se aconsejó al director del instituto que se interpusiera una denuncia ante la "agresión física" sufrida a manos del padre, que tiene a otros dos hijos matriculados en el instituto.

"No se pueden permitir comportamientos con violencia y agresiones en la comunidad educativa", ha manifestado la delegada, quien añade que "hay que cortar estas conductas vengan de quien vengan".

No obstante, Arévalo ha precisado que este caso, en el que el padre estaba "muy alterado porque el menor iba a ser expulsado por conductas contrarias a la convivencia", supone una "conducta aislada" en el ámbito de los centros escolares. "Hay que decir que esto no es lo general", ha apuntado la delegada, para quien la convivencia funciona en "el 99 por ciento" de los colegios.

Consulta aquí más noticias de Almería.