Trabajadores reunidos
Trabajadores reunidos ATLAS

El presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, ha reclamado un plan estratégico "ambicioso" con medidas de choque y específicas para combatir el paro entre los mayores de 45 años, colectivo "especialmente vulnerable" al desempleo de larga duración, ya que uno de cada dos parados se encuentra en esta franja de edad.

El organismo ha presentado un informe, aprobado por unanimidad por todas las organizaciones que integran el CES, en el que se analiza la situación de los mayores de 45 a 64 años y en el que se plantean una treintena de medidas para mejorar la empleabilidad del colectivo y su protección social.

Los perceptores del subsidio especial para mayores de 55 años se han reducido un 47% tras la reforma de sus requisitos Para el presidente del CES, la medida más relevante sería la de dar a este segmento de población su peso correcto en las políticas activas de empleo, ya que actualmente está "infrarrepresentado". "El problema (de los parados mayores de 45 años) no se va a solucionar con una sola medida, pero me contentaría con una muy concreta: que al menos participen en todos los programas de empleo en proporción a su dimensión", ha subrayado Peña.

Otra de las medidas que plantea el CES es la de rebajar el requisito de edad para acceder al subsidio especial para mayores de 55 años. Antes de los últimos cambios normativos, se podía solicitar este subsidio a los 52 años, pero el Gobierno elevó la edad mínima otros tres años más, hasta los 55 años. Según el CES, los perceptores de este subsidio se han reducido un 47% tras la reforma de sus requisitos.

El organismo también aboga por reconsiderar el diseño de la Renta Activa de Inserción, para elevar su duración o suprimir el número de veces que puede percibirse.

Actualmente hay en España más de 1,8 millones de parados de 45 a 64 años, de los cuales el 53% lleva más de dos años en el desempleo y el 70% sólo cuenta con educación básica. La mayoría procede de los sectores de construcción e industria, pero poco a poco se están incorporando a este grupo de parados muchas mujeres procedentes de sectores tradicionales.

Además, Peña ha explicado que el 40% de la población activa se concentra en este grupo de edad, que adicionalmente es el colectivo más afectado por el desánimo: en 2013 abandonaron el mercado laboral 400.000 personas afectadas por el desánimo, de las que más de 300.000 pertenecían a esta franja de edad. Es también el grupo que más rota, pues más de medio millón de trabajadores de 45 a 64 años ha tenido cuatro contratos y algo más de 100.000 más de cinco contratos.

El CES quiere poner en valor un problema, el del paro de los mayores de 45 años, que no está teniendo el eco que debería, quizá porque se está viendo "ensordecido" por otro gran problema de España: el desempleo juvenil.