Osakidetza ha aprobado la implantación de un sistema de facturación electrónica para las organizaciones del Servicio Vasco de Salud. Prevista para mediados de enero de 2015, afectará al 68% del volumen de negocios de los proveedores de Osakidetza, lo que supondrá más de 560 millones de euros tramitados vía electrónica. Además, permitirá hacer un mejor control del seguimiento de los compromisos de pago y del gasto público.

En un comunicado, el Gobierno vasco ha informado de que el Consejo de Administración de Osakidetza ha aprobado esta semana la implantación de u sistema de facturación electrónica, sumándose al nuevo modelo que pretende impulsar la factura electrónica y creación del registro contable de facturas en el Sector Público, recogido en la Ley 25/2013, de 27 de diciembre.

Según ha asegurado, este sistema de facturación electrónica "supone una nueva formula de control del gasto que busca un mejor control contable de las facturas recibidas por las administraciones, lo que permitirá no sólo hacer un mejor control del seguimiento de los compromisos de pago, sino también un mejor control del gasto público, con el objetivo de generar una mayor confianza en las cuentas públicas".

La implantación de la factura electrónica en Osakidetza, prevista para mediados de enero de 2015, afectará al 68% del volumen de negocios de los proveedores de Osakidetza según los datos obtenidos en 2013, lo que supondrá más de 560 millones de euros tramitados vía electrónica.

Asimismo, este sistema permitirá la recepción automática, tratamiento y almacenamiento de las facturas electrónicas que reciba Osakidetza, lo que, a juicio del Servicio Vasco de Salud, "se traducirá en una serie de beneficios, además del cumplimiento de la legislación vigente".

De esta forma, cree que se optimizará la gestión de las facturas, con una reducción del tratamiento manual en los procesos de recepción y contabilización relativo a la recepción de las facturas electrónicas, reducción de errores en el proceso administrativo y reducción de costes con una disminución en el gasto de papelería.

También considera que se mejorará la eficiencia, lo que redundará en procesos administrativos más rápidos y eficientes, además de haber mayor seguridad en los procesos, al haber un seguimiento "más exhaustivo" de las facturas durante su ciclo de la vida y una auditoría del proceso completo.

Sede electrónica

El nuevo modelo de facturación electrónica estará disponible en la sede electrónica del Ente Público Osakidetza (www.osakidetza.euskadi.net) y la presentación de las facturas electrónicas podrá hacerse o bien individualmente (para ello, será necesario un certificado electrónico) o electrónicamente, mediante un sistema de comunicación establecido por interfaces de servicios web.

Éste cuenta con sistemas de seguridad y está preparado para detectar posibles errores. De este modo, si la factura electrónica presentada no se ajusta a los formatos establecidos o bien la firma electrónica no cumple con los requisitos establecidos en la Ley 59/2003, de 19 de diciembre, de Firma Electrónica, será rechazada automáticamente, con indicación al interesado del motivo de su rechazo.

Por el contrario, las facturas que sean aceptadas se anotarán automáticamente en el registro contable con un único código identificativo y a través de este código el proveedor podrá acceder al estado en que se encuentra la tramitación de sus facturas presentadas por esta vía. A su vez, este sistema permite que los proveedores puedan solicitar la retirada de una factura.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.