"Miniestómagos" con células madre
Fotografia de organoides gástricos facilitada por ‘Nature’. Kyle McCracken/EFE

La manera más lógica de estudiar las enfermedades gástricas es trabajando sobre el propio estómago, pero no eso no siempre es posible. De manera que los científicos han creado pequeños estómagos para ver y probar. Las células madre han servido de nuevo para hacer posible esa “creación”.  

Un 10% sufre enfermedad gástrica en algún momento de su vidaUn equipo de científicos norteamericanos ha generado estómagos en miniatura a partir de células madre pluripotentes para poder estudiar las enfermedades gástricas. Este estudio ha conseguido identificar un método para hacer crecer tejidos del estómago humano en tres dimensiones in vitro a partir de células madre, capaces de generar la mayoría de tejidos.
 
Según la investigación que publica la revista Nature, los expertos crearon ese método al considerar que los modelos animales no son "los ideales" para el estudio de estas enfermedades debido a sus diferencias de anatomía, por lo que se hace necesaria la investigación con tejidos gástricos humanos.

"Estamos generando 'miniestómagos' en tres dimensiones, de aproximadamente tres milímetros de diámetro, que son similares al estómago en cuanto a la arquitectura y la funcionalidad", explica uno de los autores del estudio, el profesor de pediatría James M. Wells. Este innovador método permite hacer crecer tejidos del estómago humano en tres dimensiones in vitro y que el desarrollo de estos epitelios evolucione en paralelo al crecimiento normal del estómago vivo.

El gástrico es la segunda causa principal de muerte por cáncer en el mundo"Se estima que un 10% de las personas sufre una enfermedad gástrica en algún momento de su vida, incluyendo gastritis, úlceras pépticas o cáncer gástrico, que es la segunda causa principal de muerte por cáncer en el mundo", señala Wells. Estas enfermedades del estómago están en el 50% de los casos provocadas por una infección crónica con una bacteria llamada Helicobacter pylori.

Esa bacteria es el principal patógeno del estómago y la primera causa que provoca la evolución de la úlcera péptica y el cáncer gástrico, según este experto. "Hemos identificado que la Helicobacter pylori desencadena las primeras etapas de la enfermedad gástrica, incluyendo la estimulación de la división celular", explica Wells.

Según el catedrático, ese tejido gástrico humano (los "miniestómagos") se utilizará "para descubrir nuevas maneras de bloquear los efectos nocivos de esta bacteria, lo que permitiría reducir el número de personas afectadas por la enfermedad gástrica que provoca la Helicobacter pylori".

Además de este avance, los investigadores están también interesados en identificar fármacos que puedan prevenir la infección y los síntomas de la úlcera péptica provocada por esta bacteria.